Skip to main content

Noticia

El nuevo Audi R8 se da un “chapuzón” en un río

El nuevo Audi R8 se da un “chapuzón” en un río
Enrique León

El propietario de un Audi R8 V10 Plus de nueva generación pierde el control de su vehículo y acaba en un río. Por suerte, el hombre no sufría daños de consideración. Todo lo contrario que su preciada joya.

No te pierdas la prueba del Audi R8

El nuevo Audi R8 es toda una preciosidad. La marca de los aros ha conseguido mejorar lo que parecía imposible. Y es que el Audi R8, desde el momento de su nacimiento, ha recibido grandes críticas gracias a un buen diseño y unas grandes capacidades dinámicas. El nuevo Audi R8 V10 Plus consigue mejorar en todo, aunque en eso del buceo… sigue siendo el mismo. El propietario de esta unidad del deportivo alemán perdió el control de su coche y acabó en un río. Una auténtica pena…

Los hechos ocurrían en los Países Bajos cuando el propietario de este Audi R8 V10 Plus amarillo conducía por una de las carreteras del país. Por causas que aún no se han aclarado el conductor perdía el control de su precioso deportivo terminando en el río que bordeaba la carretera. Por suerte, antes de que fuera demasiado tarde el hombre salía por una de las ventanillas del vehículo y nadaba hasta la orilla. Un susto de muchos miles de euros.

VÍDEO: Probando el nuevo Audi R8 en el Jarama

Según el informe de la policía que acudía al lugar del accidente el conductor no presentaba ningún daño de consideración. Se encontraba asustado, no es para menos, y húmedo. Y es que se había pegado un buen “chapuzón”. Tras ser examinado se confirmaba que estaba en perfecto estado, no así el Audi R8 V10 Plus, que tuvo que ser rescatado de las profundidades del río.

Aunque en las imágenes podemos ver que la carrocería no presenta daños, el agua no hace bien a ningún coche. La electrónica del vehículo además del motor y el interior habrán sufrido daños de consideración, por lo que no sabemos si podrá volver a la vida. El Audi R8 V10 Plus tiene un precio en nuestro país que supera los 200.000 euros, por lo que imaginamos que el conductor no estará demasiado contento con lo sucedido.

Redactor

Redactor en AutoBild.es