Skip to main content

Noticia

Desde noviembre, solo coches de residentes y vehículos autorizados en el centro de Madrid

Cortes tráfico Madrid

En febrero comenzarán las multas.

El acceso al centro urbano de Madrid en coche va a ser mucho más restringido ya que, a partir de noviembre, quedará implantada el Área de Prioridad Residencial (APR) de Centro, que solo permitirá la entrada de coches de los residentes y de vehículos autorizados, entre los que se encuentran los de cero emisiones, los de personas con movilidad reducida y los de servicio y transporte público.

VÍDEO: Greenpeace pinta una calle de Madrid por el día sin coches

No es la primera APR que hay en la capital, puesto que las Letras, Cortes, Embajadores y Ópera ya existen, pero esta, que recibirá el nombre de Madrid Central, se implementará por fases. La primera ya ha comenzado durante el mes de mayo, con la sustitución de las plazas azules SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) por verdes, se doblará la superficie de aparcamiento para motos, se realizarán reuniones informativas y se colocará la señalización de la futura zona, que estará delimitada por un perímetro que incluye: Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta, Génova, Paseo de Recoletos, Paseo del Prado, Ronda de Atocha, Ronda de Valencia, Ronda de Toledo, Gran Vía de San Francisco, Bailén, Plaza de España, Princesa y Serrano Jover.

¿Cuáles serán las multas que podrán poner los drones de la DGT?

Una vez llegue noviembre se implantará la fase dos, que en un primer momento consistirá en dispositivos de agentes de movilidad y policía municipal, y luego pasará a ser un control automático. Este último se lleva a cabo con cámaras que capturan la matrícula del vehículo para contrastarla con la base de datos de las autorizadas. Durante los dos primeros meses tendrá carácter informativo.

Pero cuando llegue febrero comenzarán las multas. Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad, ha apuntado que “se trata de un compromiso serio, formal y muy explícito para atajar lo que es, en primer término, un problema de salud”.

Fuente: El Mundo.

Lecturas recomendadas