Skip to main content

Noticia

Motor

Neumáticos de invierno: tipos, precios y cuál es mejor cada cada segmento de coches

Neumáticos de invierno

Lo que hasta unos días podía parecer un gasto innecesario en España, se ha convertido en una posibilidad muy valorada por los conductores. Todo gracias a la borrasca Filomena que hubiera sido mucho más llevadera si nuestros coches estuviesen calzados con neumáticos de invierno. Por si te estás planteando comprar unos, te contamos qué tipos hay, cuánto cuestan y cuál es mejor para cada segmento.

Como su nombre indica, este tipo de neumáticos están especialmente diseñados para que un vehículo pueda transitar sin problemas en condiciones climatológicas invernales, especialmente cuando hay hielo o nieve en la calzada. 

Su uso está indicado cuando los termómetros registran temperaturas inferiores a siete grados; por debajo de esta cifra, los neumáticos de verano pierden parte de sus prestaciones y no ofrecen buenos resultados ante una calzada resbaladiza porque su caucho se endurece con el frío. Por la misma razón, no se deben utilizar neumáticos de invierno cuando la climatología se torna más cálida y los registros superan los siete grados.

Este tuit de la DGT muestra parte de las ventajas del uso de neumáticos de invierno:

Entre las (muchas) ventajas del uso de neumáticos de invierno hay que destacar el hecho de que permiten transitar por carreteras en las que es obligado el uso de cadenas pero sin necesidad de este elemento.

Tipos de neumáticos de invierno

Los neumáticos de invierno están compuestos por una clase de gomas y diseñados con un dibujo específico, especialmente concebido para un uso frecuente en regiones con bajas temperaturas, presencia de lluvia constante y nieve.

Para que un neumático sea homologado para uso invernal debe tener una banda de rodadura con una profundidad mínima de 3 mm. El surco de su dibujo también es más ancho; lo mismo que los pliegues de dibujo laterales lo que mejora su agarre en nieve y lluvia. Su composición también es específica, con materiales indicados para evitar el endurecimiento a bajas temperaturas.

Los neumáticos de invierno lucen el marcaje 'M+S' en el flanco; son las siglas de Mud and Snow (barro y nieve). Ahora bien, en el mercado hay neumáticos para vehículos con tracción integral que también están catalogados como 'M+S pero no son de invierno. El único marcaje exclusivo para los neumáticos invernales es el pictograma que se conoce como 3PMSF y que representa una montaña de tres picos. 

Neumáticos de invierno o all season

Dicho esto, tres son los tipos de neumáticos de invierno disponibles en el mercado:

  1. Neumáticos direccionales. La mayoría de los neumáticos invernales son direccionales, esto es, tienen un sentido de rotación específico. Suelen tener dibujo en forma de 'V' para favorecer la evacuación de la nieve y el agua.
  2. Neumáticos asimétricos. Se les reconoce porque tienen un dibujo diferente a cada lado del neumático. Para evitar errores en el montaje en el flanco se indica cual es la do interior (inside) y exterior (outside). La principal diferencia es que en la parte exterior los tacos de la banda de rodadura son más grandes para mejorar la estabilidad en curva, evitando el deslizamiento y favoreciendo la tracción lateral.
  3. Neumático simétricos. Como tienen el mismo dibujo en toda la banda de rodadura su montaje es más sencillo. son más propios de los vehículos industriales.

Precios

A pesar de lo que se suele pensar, la diferencia entre el precio de un neumático de invierno y uno convencional no es demasiado elevada. De media, un neumático invernal cuesta entre un 10 y un 15% más que uno de verano. 

Lo ideal es que contar con dos juegos de neumáticos para el coche que se irán alternando con el cambio de estación. Hay que desterrar la idea de que esto supone un doble gasto. Primero, porque al usar cada juego de cubiertas en dos estaciones del año su vida útil será el doble de larga. Segundo porque con neumáticos de verano tendremos que comprar cadenas de nieve, con lo que al final el gasto será similar.

Y además