Skip to main content

Noticia

Motor

Mito o realidad: ¿se calientan en verano más los coches negros que los blancos?

Coches

Esta es una de esas preguntas que siempre genera un debate que podría zanjarse escuchando lo que nos dice la ciencia: el color blanco repele el calor y el negro lo absorbe. Sin embargo, en el mundo de los coches se difumina la línea que separa el mito de la realidad cuando entramos en detalles, es decir, cuando a esta ecuación incorporamos la influencia del tono de la carrocería en la temperatura interior. Entonces, ¿los coches negros se calientan más que los blancos? Vamos a responder a este interrogante.

VÍDEO: Cinco colores que no habías visto en coches

La DGT te da el truco para evitar problemas con el calor en el coche

Antes de analizar la incidencia del sol en los coches oscuros y claros, tenemos que ponernos al día con la teoría: la luz del sol se compone de fotones de energía que tienen distintas longitudes de onda, las cuales se corresponden con los colores primarios. Por lo tanto, algo que es blanco repele la mayor parte de estos fotones y por eso lo vemos de este tono. En cambio, si es negro es porque absorbe todos los fotones y al carecer de luz, lo percibimos de ese color.

Coche oscuro

La carrocería

Ahora vamos a trasladar esto al mundo de los coches: un modelo con una carrocería clara absorberá menos calor que uno teñido de oscuro. Es más, hay experimentos que confirman la teoría. Si cogemos un vehículo blanco, otro negro y los exponemos vehículos a la radiación solar durante una hora observaremos que la temperatura de ambos se produce de forma progresiva.

El incremento más destacado tiene lugar en los primeros veinte minutos de exposición, pero lo verdaderamente sorprendente es la diferencia entre el blanco y el negro: llega a ser de 20 grados. No en vano, el primero registra 63 grados en su superficie y el segundo, 80. ¿Qué pasa cuando los retiramos del sol? La temperatura exterior de los dos coches se iguala rápidamente en un minuto: esto se debe a que el metal de la carrocería disipa el calor bastante rápido.

Coche blanco

La tapicería

Ahora que ya sabemos cómo influye el color exterior de nuestro coche es hora de pasar al interior porque lo que pasa fuera nada tiene que ver con lo que ocurre dentro. Si en verano te has visto obligado a aparcar en un hueco sin sombra sabrás de primera mano que el habitáculo puede llegar a registrar altas temperaturas que, incluso, sobrepasan los 70 grados. ¿Influyen los colores de los materiales? Una vez más la respuesta es afirmativa.

La DGT te advierte: esta es la temperatura que no debe sobrepasar tu coche en verano

El tono de la tapicería tiene el mismo efecto que el de la carrocería: si es clara repelerá el sol, pero si es oscura (como sucede en la mayoría de los modelos) lo acumulará. Aquí el tono de la carrocería no influye porque lo que hace que el termómetro suba en el habitáculo del coche es el efecto invernadero que se crea: la luz solar que atraviesa las ventanillas es absorbida por las superficies y se refleja de vuelta en el aire en forma de calor. Como no puede salir al exterior, la temperatura de dentro aumenta frente a la de fuera.

Y además