Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT te da el truco para evitar problemas con el calor en el coche

Coche verano

El calor eleva la temperatura dentro del vehículo y puede alterar la capacidad del conductor, causarle fatiga, aumentar su nerviosismo, producir tensión… y hasta agresividad. Tanto la Dirección General de Tráfico como nosotros deseamos que tengáis unas vacaciones en paz y por ello os recomendamos que apliquéis el truco que da la DGT para evitar problemas con el calor en el coche.

7 gestos que haces en verano al volante y suponen multas entre 80 y 200 euros

Está relacionado con la temperatura ideal que debemos mantener en el habitáculo de nuestro coche: debe estar entre 21 y 23 grados. No en vano, conducir con más de 30 grados provoca que los errores al volante aumenten un 20%. A esto, la DGT añade que debemos regular el aire acondicionado o el climatizador antes de ponernos en marcha y no mientras conducimos. Por ello, toma nota de las siguientes recomendaciones:

  • Airea el vehículo: baja las ventanillas para que salga el aire caliente que se ha concentrado en el interior y para intentar equilibrar la temperatura.
  • Rejillas: colócalas bien, es decir, las centrales apuntando hacia arriba para que el aire circule y se refrigere todo el habitáculo y las laterales orientadas a las ventanillas. Lo que hay que evitar es que nos apunten directamente.
  • Cuidado con la potencia: debes poner en marcha estos sistemas de forma gradual, de menos a más.
  • Aire caliente: cuando te pongas en marcha, lo normal es que el aire que sale sea caliente. Por ello, recorre los primeros metros con las ventanillas abiertas para que salga cuanto antes y cuando notes que empieza a ser más fresco, ciérralas y sube la intensidad del aire acondicionado o del climatizador para conseguir la temperatura ideal.
Coche verano

Consejos para conducir en verano

Este no es el único consejo que podemos seguir cuando los termómetros empiezan a subir. Hay algunas precauciones complementarias que podemos adoptar para evitar los efectos adversos de las altas temperaturas dentro del coche:

  1. Evita las horas de más calor: programa tus desplazamientos a primera o a última hora ya que así no tendrás que conducir en los momentos de mayor temperatura.
  2. Ropa cómoda: usa prendas holgadas que transpiren y calzado que te sujete adecuadamente el pie.
  3. Hidratación: lleva bebidas frescas (agua y zumos de fruta) y bebe con frecuencia sin esperar a tener sed.
  4. Comer: es conveniente ingerir alimentos ligeros y ricos en proteínas y vitaminas. Evita las comidas grasas.
  5. Descansos: para cada 200 kilómetros o cada 2 horas para hidratarte, airear el vehículo y relajarse. Intenta dejar el coche a la sombra.
  6. Fatiga: si notas síntomas de fatiga o somnolencia, para inmediatamente para descansar o dormir.
  7. Motor: vigila la temperatura para que no se caliente en exceso.

Más:

DGT Verano

Y además