Noticia

Coche eléctrico

Mini Electric Concept, en el Salón de Frankfurt 2017

Susana Martín

Se trata de un estudio de diseño puramente eléctrico pensado para el uso urbano.

Mini utilizará el Salón de Frankfurt 2017 para exhibir su interpretación sobre el futuro de la movilidad urbana con el Mini Electric Concept. Diseñado para el uso en áreas urbanas, este prototipo es un avance del aspecto que podría tener en el futuro la movilidad completamente eléctrica para el día a día. Además, el nuevo MINI Electric Concept también lleva su diseño icónico, su legado de vehículo urbano y la sensación habitual de kart de la marca Mini a la era de la movilidad eléctrica. Mini presentará su primer modelo de producción en serie completamente eléctrico en 2019.

“La electrificación sistemática de la cartera de productos y de la marca es el eje de la estrategia Number One > Next de BMW Group. El Mini Electric Concept ofrece una emocionante muestra del vehículo de producción completamente eléctrico. Mini y electrificación son una combinación perfecta”, remarca Harald Kruger, presidente del Consejo de Administración de BMW AG.

VÍDEO: Mini 211 John Cooper Works Edition, con él reviven sus días de gloria 

La movilidad urbana está grabada a fuego en los genes de la marca Mini; la ciudad es su hábitat natural. De hecho, este entorno y las necesidades específicas que deben satisfacer los vehículos fueron la base desde la que partió el equipo de diseño de Mini para dar vida al MINI Electric Concept. El sistema de conducción con gran capacidad de respuesta, la suspensión con un ajuste personalizado y el uso de piezas aerodinámicas crea un dinamismo de conducción en la línea de MINI y una buena autonomía de funcionamiento. Todo esto hace que el Mini Electric Concept sea una solución muy atractiva y libre de emisiones para los retos actuales a los que se enfrenta la movilidad personal en nuestras ciudades y alrededores.

Mini: abriendo el camino de la movilidad eléctrica en BMW Group

Han pasado casi diez años desde que Mini presentara el Mini E, que estableció las bases para el desarrollo de soluciones de movilidad eléctrica y su puesta en producción dentro de BMW Group. El Mini E, presentado en 2008, fue el primer vehículo completamente eléctrico de BMW Group, que fue conducido por usuarios privados en situaciones cotidianas de tráfico como parte de una exhaustiva prueba de campo. Más de 600 vehículos Mini E se pusieron en marcha en todo el mundo para este estudio de campo. Todos ellos ayudaron a ganar perspectivas vitales en el uso de los vehículos puramente eléctricos, y estos conocimientos se incorporaron después en el desarrollo del BMW i3. El MINI E también ofrecía una conducción muy placentera gracias a su aceleración y manejo excelentes.

El primer modelo de producción en serie con sistema de propulsión híbrido enchufable de la marca británica premium se presentó durante la primavera de 2017 con el modelo MINI Cooper S E Countryman ALL4. La nueva variante del modelo permite la conducción eléctrica y, por tanto, una movilidad libre de emisiones locales por primera vez. El Mini Electric Concept completamente eléctrico representa una continuación perfecta de esta familia. En el futuro, todos los productos electrificados de la marca MINI se agruparán bajo la insignia 'MINI Electric'.

Un frontal que rebosa carácter

La rejilla del radiador hexagonal y los faros circulares hacen que el frontal del Mini Electric Concept sea reconocible al instante. Incluso desde el exterior, es obvio que este vehículo alberga un corazón eléctrico. Entre las características identificativas se incluyen el esquema de colores plateado y amarillo en contraste, que recuerda al Mini E, y la distintiva insignia E. Además, la rejilla del radiador y los faros se han reinterpretado para que reflejen la tecnología de conducción libre de emisiones que lleva bajo el capó. Puesto que la unidad de conducción eléctrica necesita muy poco aire refrigerante, la rejilla del radiador está cerrada para ofrecer una aerodinámica superior. Una barra decorativa en color Striking Yellow en la rejilla, con una insignia E en el mismo color, aporta un efecto de contraste potente que también reproducen las luces de posición diurna de los conjuntos de faros completamente LED.

No te pierdas: los 10 coches eléctricos con más autonomía del mercado

Las expresivas piezas añadidas al faldón delantero resaltan el carácter dinámico del Mini Electric Concept al mismo tiempo que aumentan su autonomía gracias a sus características aerodinámicas. . Las “entradas de aire” simuladas del faldón delantero también están selladas, que incluyen además unos deflectores oscuros que parecen aletas de refrigeración y le añaden una apariencia técnica. Las líneas nítidas de los elementos, como los faros LED y las estructuras de fibra de vidrio contrastan con la ampliación de las superficies libres, y le dan al frontal un aspecto muy sofisticado.

Compacto y ágil: los flancos

La mezcla de colores en contraste, las superficies lisas y los detalles contorneados con precisión se extienden también por los flancos del Mini Electric Concept. Las piezas añadidas moldeadas de forma clara con fibra de vidrio sirven, junto con el extremo más bajo, para intensificar las proporciones compactas del vehículo. La superficie del vehículo está compuesta por superficies estiradas y de corte limpio que producen una impresión minimalista que rebosa eficiencia. Los elementos por debajo de las superficies ayudan a transmitir una sensación de potencia contenida y un atletismo sobrio. La pintura acabada en Reflection Silver, una tonalidad de color de metal líquido mate, le otorga a las superficies un efecto excepcional y, por tanto, centra la atención en el carácter ligero y sofisticado de este modelo.

Detalles expresivos

Los detalles de material y color tienen un enfoque ligero para suavizar el aspecto técnico de los laterales del vehículo, así como otras áreas. Una insignia “E” grande pero discreta por encima de la rueda delantera proporciona otra pista sobre la fuente de energía. La interacción entre las superficies mate y de alto brillo dentro de una familia de colores da como resultado un estilo progresivo con un estilo purista y clásico. Hay más insignias “MINI E” integradas en la rejilla del radiador y en las carcasas de los retrovisores exteriores. Los degradados de color en la tonalidad destacada Striking Yellow, incorporados tanto en el techo como en los faldones laterales, le añaden más florituras. El color del techo fluye desde el blanco mate hasta el amarillo de alto brillo, mientras que los faldones laterales ganan en transparencia a medida que se elevan, por lo que parecen fundirse con el color de la carrocería. Estos degradados de color acentúan la ligereza y modernidad de este prototipo.

No te pierdas: Todas las novedades del Salón de Frankfurt 2017

Impresión innovadora en 3D

El diseño de las llantas oscuras de 19 pulgadas añade otra característica visual y retoma la idea de la barra de detalle de la rejilla del radiador y la reinterpreta de forma asimétrica. Las inserciones aerodinámicas, fabricadas con un proceso de impresión en 3D, reflejan la estructura de fibra de vidrio de los deflectores de aire y aportan un gran atractivo estético a las ruedas. Las superficies insertadas con forma de deflector en las entradas de aire simuladas también están creadas con un método de impresión en 3D. Estos dos elementos destacan el carácter ligero y moderno del Mini Electric Concept al mismo tiempo que ilustran las oportunidades que ofrece la impresión en 3D para la producción de elementos de diseño funcionales en el campo de la decoración y personalización de vehículos.

Claridad y dinamismo: la zaga

La zaga de este prototipo eléctrico de Mini también lo señala como un verdadero Mini. Su posición ancha en la carretera es impresionante desde el punto de vista deportiva sin caer en excesivas extravagancias. La sección superior está dominada por superficies claras, pero la zaga toma un aspecto mucho más dinámico a medida que se acerca a la parte baja,

Este enfoque familiar de MINI, donde el volumen del vehículo aumenta constantemente hasta la parte baja, le da a los hombros una apariencia ancha y atlética. Los grupos de luces traseras constituyen otra característica visual destacada y son un indicador claro de las raíces británicas del vehículo.

Enmarcado en el clásico diseño del Mini, cada uno de ellos forma la mitad de la Union Jack con su patrón de puntos LED. El faldón trasero lleva elementos aerodinámicos similares a los del faldón delantero, incluidos los deflectores de aire y un difusor de fibra de vidrio. Estos refuerzan el dinamismo eficiente del vehículo tanto a nivel visual como funcional. También hay una moldura de detalle amarilla que ofrece un contraste de color impresionante al mirar el vehículo desde la parte trasera, al tiempo que anuncia la presencia de un sistema de conducción eléctrica. Esto destaca aún más por la ausencia de tubos de escape y las superficies con forma de deflector oscuro en las salidas de aire simuladas.

Vanguardista, puro y dinámico (de forma eficiente), el MINI Electric Concept encapsula la visión a corto plazo de MINI de un vehículo completamente eléctrico diseñado para la movilidad urbana en un mundo cambiante.



 

Imagen de perfil de Susana Martín

Redactora

Adicta a todo lo que vaya sobre ruedas.

Lecturas recomendadas

Más de Salón de Frankfurt 2017