Noticia

El potentísimo Mercedes S 65 AMG ya está aquí

Emilio Salmoral

08/11/2013 - 11:28

El Mercedes S 65 AMG acaba de hacer su estreno mundial. Los alemanes han publicado los primeros datos oficiales de esta berlina de lujo tan deportiva: tiene 630 CV de potencia, acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y se mostrará, por primera, vez en el Salón de Los Ángeles y en el de Tokio 2013.

El Mercedes S 65 AMG acaba de hacer su estreno mundial. Los directivos de la firma alemana han publicado los primeros datos oficiales y el mundo del automóvil se ha quedado con la boca abierta. Si las prestaciones del Mercedes S 63 AMG te parecían espectaculares, las de este modelo son propias de las de un cohete Saturno.

El Mercedes S 65 AMG utiliza un motor V12 de 6,0 litros sobrealimentado por dos turbocompresores que es capaz de ofrecerte hasta 630 CV de potencia a 4.800 rpm. Más sorprendente es el par máximo: 1.000 Nm constantes desde las 2.300 rpm a las 4.300. Este Mercedes Clase S 2013 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 4,3 segundos y, además, se enorgullece de consumir una media de 9,9 l/100 km –dispone de sistema Start-Stop- con unas emisiones de 279 gramos. Como es de esperar, la velocidad máxima está limitada electrónicamente en 250 km/h, pero este Mercedes superaría los 300 con facilidad.

Al abrir el capó, lo primero que descubre su propietario es la exclusiva tapa del motor construida en fibra de carbono. Por supuesto, el motor está fabricado a mano por un especialista y, como es norma de la marca, está firmado por la persona que lo montado. Sin duda, un detalle personal que hace AMG con sus coches.

El S 65 AMG utiliza la conocida caja de cambios de doble embrague AMG Speedshift Plus 7G-Tronic, que permite extraer todo la esencia de este vehículo. Esta transmisión tiene tres modos de conducción: Controlled Efficiency, Sport y Manual. De esta forma, se puede adaptar esta berlina de lujo a cualquier necesidad.

Por otro lado, el nuevo Mercedes S 65 AMG también incorpora una batería de iones de litio que reduce el peso en más de 20 kilogramos. Tiene una capacidad de 78 aH y reemplaza a la tradicional batería de arranque y reserva que llevaba el modelo anterior. Además, tiene un funcionamiento más estable a bajas temperaturas y, por supuesto, unas dimensiones más compactas.

El Mercedes S 65 AMG también utilizará el chasis deportivo AMG y usará la tecnología Body Control Magic, que detecta las ondulaciones de la carretera para adaptar la dureza de la suspensión en todo momento. También puede llevar, como opción, el sistema de frenos cerámicos de alto rendimiento, que reduce la fatiga y permite ahorrar peso frente a un equipo convencional.

En este vídeo puedes ver al Mercedes S 65 AMG en movimiento. La primera sensación que te ofrece es que el coche es algo subvirador, es decir, tira demasiado en el eje delantero. No obstante, enlaza con bastante facilidad las curvas. Eso sí, los neumáticos sufren muchísimo. Nunca debes olvidar que este Mercedes supera las dos toneladas de peso y que no ha sido creado como un deportivo.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches