Noticia

Mercedes S 63 AMG: potencia pura

Redacción Auto Bild

05/08/2010 - 18:35

Si te hablamos de su elegante interior, sus depuradas líneas y sus musculosos pasos de rueda, no servirá de nada, ya que sólo querrás devorar datos y más datos sobre su motor. Con nada menos que 544 CV, el propulsor 5.5 V8 biturbo que acaba de aparecer en el CL 63 AMG llega ahora a la Clase S de Mercedes, para deleite de aquellos que puedan pagarlo. Este modelo estará en los concesionarios a partir de septiembre.

Fíjate en su cuidado exterior: hay líneas fluidas por todas partes, músculos que sugieren potencia, cuatro salidas de escape cromadas y unas llantas de 19 pulgadas recubiertas por neumáticos 255/40 o 275/40. Todo un deportivo, sí señor.

Pero te asomas al interior y el lujo te da una agradable sorpresa en forma de cuero y aluminio, acabados que rozan la perfección y un equipamiento en el que no faltan el asistente de cambio involuntario de carril, el avisador de ángulo muerto, el estabilizador en caso de viento lateral... y el opcional equipo de sonido Bang&Olufsen, desarrollado especialmente para la Clase S.

De esta forma, la distinción y el dinamismo se dan la mano en el Mercedes S 63 AMG, que, tras el CL 63 AMG, se convierte en el siguiente vehículo del fabricante alemán que sustituye su motor atmosférico 6.3 V8 por el impresionante 5.5 V8, con dos turbos y 544 CV en su versión normal. Si se te pasara por la cabeza que necesitas más potencia, basta con adquirir el paquete AMG Performance, que sube esta cifra hasta los 571 CV, la velocidad máxima a 300 km/h (desde unos nada despreciables 250 km/h) y rebaja una décima de segundo el 0 a 100: 4,4 seg. La transmisión automática Speedshift de siete marchas, también de AMG, se encarga de gestionar este empacho de poderío a través de los programas Sport, Confort y Manual.

Mercedes asegura que la mejora en las prestaciones se acompaña de un incremento en la eficiencia. Así, su consumo mixto es de 10,5 l/100 km, mientras que las emisiones de CO2 llegan a los 244 gr/km (14,4 l/100 km y casi 350 g/km en el caso de la mecánica 6.3). ¿Cómo se ha conseguido? Entre otras modificaciones, gracias al empleo del sistema Start/Stop.

Si sus cifras te marean, espera a conocer su precio: en Alemania, la versión de batalla corta costará 143.752 euros. Si prefieres el S 63 AMG con batalla larga, tendrás que desembolsar 151.368 euros. Llegarán a los concesionarios en septiembre.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches