Skip to main content

Noticia

Mercedes Clase G, ésta es su apasionante historia

Mercedes Clase G
El Mercedes Clase G es una de las referencias del mundo todoterreno, y esconde tras de sí una interesante historia que hoy vamos a repasar.

El año 1979 cambió para siempre la historia de los todoterrenos de altos vuelos. Fue entonces cuando el Mercedes Clase G empezó a fabricarse. Y ojo, porque no fue hasta 2018, concretamente durante el Salón de Detroit, cuando se dio a conocer su segunda generación. La primera fue, por tanto, una de las más longevas de la historia, algo que no ha impedido que su éxito crezca como la espuma.

No te pierdas: Mercedes Clase G 2018, un todoterreno atemporal

Antes de empezar a hablar del Clase G como tal, conviene que conozcáis una serie de curiosidades sobre él. Por ejemplo, se trata de un modelo que sólo se ha fabricado en una planta, exactamente en la que la marca alemana tiene en Graz, Austria. Son casi 2.000 empleados los que se encargan de fabricar cada una de las unidades que de allí salen. Algunos de ellos emplean unas 100 horas sólo en confeccionar los revestimientos del habitáculo. Y ojo, porque el Clase G se llama así desde 1993, justo cuando llegó su primera actualización.

Mercedes Clase G
Así era el interior del Mercedes Clase G original.

El Mercedes Clase G ha sido desde siempre uno de los modelos más fiables de todos cuantos se han inventado. De hecho, Mercedes afirma que el 80% de las unidades fabricadas desde 1979 sigue en circulación. Fue antes, a principios de aquella década, cuando Daimler-Benz AG y Steyr-Daimler-Puch firmaron el acuerdo de colaboración gracias al cual nació este modelo. En principio iba a estar destinado al ámbito militar, pero finalmente acabó por convertirse en una referencia de los todoterrenos comerciales. Incluso ha hecho sus pinitos como coche de policía en zonas forestales o como coche de bomberos. Además, la mencionada planta de Graz se crea a mitad de la década de los 70 para dar vida al coche.

El primer Clase G de todos llegó, como decíamos en 1979. Contaba con varias opciones de carrocería -había un Mercedes G Wagon- y distancias entre ejes. Los motores que ofrecía empezaban en unos modestos 72 CV y finalizaba en 156. Cifras, como veis, muy alejadas de lo que tenemos hoy en día. Sus cuadriculadas formas y su robustez eran dos señas de identidad, así como elementos mecánicos como la tracción a las cuatro ruedas.

Mercedes Clase G
El paso de los años no ha variado nada el espíritu del primer Mercedes Clase G.

Una década después de su debut, el Mercedes Clase G se renovaba por primera vez con el desembarco de la serie 463, que trajo consigo interesantes novedades y una mayor calidad. Por ejemplo, esta versión del todoterreno ya ofrecía ABS o airbags. Fue a partir de esta versión sobre la que se edificó el primer Clase G firmado por AMG de la historia, que contaba bajo el capó con un V8 de 5.5 litros con 354 CV de potencia. Obviamente, la puesta a punto del modelo era diferente a las del resto. Fue, por cierto, la antesala del Clase G 63 AMG, esa bestia de 12 cilindros en V con 444 CV que conocimos recién estrenado el presente siglo.

No te pierdas: Prueba del Mercedes Clase G 2017

Diez años después, en 2012, el Mercedes G 65 AMG disparaba la cifra de potencia hasta los 612 CV, una cifra que hace que los apenas 72 CV del modelo original suenen a chiste. Sin embargo, con sus evidentes diferencias, ambos vehículos siguen compartiendo a día de hoy un espíritu todoterreno que es el que los hace especiales. Y eso seguirá siendo así mientras dure el modelo.

En 2009 el Mercedes Clase G volvía a renovarse aportando un punto más de confort y calidad, aunque la gran revolución de la bestia alemana ha llegado hace un año más o menos. Como decíamos, fue en el Salón de Detroit donde se presentó una segunda generación que desde el punto de vista estético no supone ninguna revolución. Eso sí, tanto el habitáculo como la carga tecnológica del modelo dieron un salto importante. Su habitáculo es similar al del resto de modelos de la gama, con una doble pantalla digital del 12,3 pulgadas cada una desde la que consultar todo tipo de informaciones y manipular el sistema de infoentretenimiento.

Mercedes Clase G
La primera generación del Mercedes Clase G ha estado vigente casi 40 años.

Queda por ver qué usos se le da a esta segunda generación del Clase G, ya que hay que recordar que la primera, además de en ámbitos militares o policíacos, también ha servido incluso como Papamóvil. Tanto Juan Pablo II como Benedicto XVI utilizaron diferentes versiones del todoterreno. Un coche con mucha historia que pretende perpetuarse en el tiempo. Y ojalá que lo consiga.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Todo sobre Mercedes

Acabados de Mercedes Clase G 2018 más populares:

La valoración de Auto Bild

8,3

Todo sobre Mercedes Clase G

Y además