Logo Autobild.es

McLaren 750S, diferencias respecto al McLaren 720S

Diferencias entre el McLaren 750S y el McLaren 720S

El McLaren 750S es un superdeportivo con motor central trasera perteneciente a la gama Super Series de la marca británica. Sustituyó al McLaren 720S. A priori, hay pocas diferencias, pero no es así.

En 2023, el fabricante británico lanzó el McLaren 750S, un superdeportivo con motor central trasero y dos plazas, perteneciente a la gama Super Series, que reemplazó al McLaren 720S, a la venta desde 2017. A simple vista, cuesta trabajo distinguir ambos modelos, sin embargo, las diferencias son notables.

El parecido estético es evidente, de hecho, McLaren tomó como base el 720S para el desarrollo del 750S. Aun así, la marca asegura que el 30% de las piezas son nuevas. Tiene unos paragolpes distintos, nuevas tomas de aire, una rejilla de ventilación en los pasos de rueda traseros, un alerón trasero activo más grande y un escape de una salida en lugar de dos.

En el interior, las novedades son aún más difíciles de apreciar y se limitan a dos nuevas pantallas digitales, una para el cuadro de instrumentos y otra para el sistema multimedia, con un nuevo diseño de menús y mejor resolución, así como un nuevo mando ‘McLaren Control Launcher’ junto a la pantalla para ajustar diferentes parámetros del coche.

Pero los cambios más profundos no están a la vista, sino dentro, concretamente, en el motor, la suspensión y la aerodinámica.

McLaren F1

Diferencias entre el McLaren 750S y el McLaren 720S

Diferencias entre el McLaren 750S y el McLaren 720S

Empezando por el apartado mecánico, el motor del McLaren 750S es el mismo que el del 720S, es decir, un bloque V8 M840T de 4.0 litros biturbo. Pero ha recibido una serie de mejoras para aumentar la potencia 34 CV y 30 Nm, hasta los 751 CV y 800 Nm de par

Esas mejoras tienen que ver con un incremento de la presión de la sobrealimentación, la inclusión de una segunda bomba de combustible de alto caudal para determinados momentos, los mismos pistones aligerados que lleva el 765LT, una gestión electrónica revisada y un nuevo sistema de escape.

El motor va asociado a una caja de cambios automática de doble embrague con siete marchas, pero McLaren la ha reajustado para que tenga una relación de desmultiplicación final más corta. Esto, junto con el aumento de los caballos, permite mejorar las prestaciones.

El McLaren 750S acelera de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, una décima más rápido que el 720S (2,9 segundos). Además, alcanza los 200 km/h en 7,3 segundos (7,8 segundos el 720S) y los 300 km/h en 19,8 segundos (21,4 segundos el 720S). Sin embargo, el 750S corre menos que el 720S: la velocidad máxima es 332 km/h, frente a los 341 km/h del segundo.

Cambios en el chasis

Diferencias entre el McLaren 750S y el McLaren 720S

La marca británica ha realizado varios cambios en el chasis y otras partes del 750S para que la experiencia de conducción sea más precisa y dinámica que en el 720S. En primer lugar, los ingenieros han revisado la geometría de la suspensión y tiene unos muelles un 3% más blandos en el tren delantero y un 4% más duros en el trasero. 

Además, han ensanchado en seis milímetros la vía delantera, los soportes del motor son nuevos y la dirección es electrohidráulica, como en el 720S, pero tiene una nueva bomba de asistencia y una relación de desmultiplicación más alta.

En cuanto a los frenos, tiene unos discos carbocerámicos de serie en cada rueda, pero ahora se pueden incluir opcionalmente otros con más eficaces con un nuevo servofreno, una nueva bomba de vacío y un sistema de refrigeración mejorado.

Por otra parte, otra diferencia entre el McLaren 750S y el McLaren 720S es el peso. La marca británica ha trabajado para rebajar el peso en el nuevo modelo hasta los 1.464 kg, lo que supone 30 kg menos que en el anterior

Para ello, ha empleado mucha fibra de carbono y otros materiales ligeros en muchas partes de la carrocería y el interior. Por ejemplo, tiene unas llantas de aluminio forjado que pesan 13,8 kg, un parabrisas con un vidrio más fino que pesa 1,6 kg menos, un sistema de escape de acero inoxidable 2,5 kg más ligero y unos asientos de competición opcionales de fibra de carbono que ahorran 17,5 kg.

Etiquetas: Superdeportivos

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.