Skip to main content

Noticia

¿Un McLaren 720S destrozado en el desierto? Solo puede pasar en Las Vegas

McLaren 720S

La policía de Nevada ha dado hace unos días uno de los hallazgos más curiosos de los últimos tiempos, un McLaren 720S totalmente destrozado en el desierto de Las Vegas. Pero, ¿qué esconde tras de sí este peculiar accidente?

Lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas. Seguro que aunque no hayas ido nunca a la ciudad del pecado conoces este dicho. Pues bien, lo último de lo que tenemos constancia que se ha quedado en Las Vegas es un McLaren 720S totalmente destrozado. Eso es lo que se ha encontrado la policía de Nevada en el desierto que rodea esta urbe, y que compartimos con vosotros gracias al vídeo grabado por la gente de DailyDrivenExotics.

Lo que parece claro es que el accidente de este súper deportivo estuvo causado por el exceso de velocidad con el que conducía su dueño. Las marcas de la carretera, así como que el vehículo acabase más allá del carril opuesto así lo delatan. Lo que nos extraña es que no hubiese que lamentar ninguna víctima mortal, pues el estado en el que quedó el vehículo hace pensar que el golpe fue de lo más virulento. Que el integrante -o los integrantes- escapasen ilesos ya nos cuesta más creerlo, pero eso es algo que, de momento, se desconoce.

No te pierdas: ¿Qué se siente al conducir un McLaren 720S?

Según se intuye, el McLaren 720S dio varias vueltas de campana antes de detenerse donde ha sido avistado. El destrozo ha sido más que importante, con una parte trasera que está para el arrastre, incluso con partes que, directamente, han desaparecido. Y todo eso sin comentar la parte del techo, o más bien lo que queda de ella. Es más, éste aparece totalmente arrugado haciendo inviable que alguien viajase en el asiento del copiloto, lo que hubiese significado una muerte segura.

Es de suponer que el/los protagonista/s del accidente encontraron la manera de acudir al hospital por sus propios medios en caso de necesitarlo. Nada clara está esta historia, salvo en que todos estaremos de acuerdo que la suerte ha estado del lado de esta gente. Pero, ¿por qué circulaban a tal velocidad? ¿Disfrutaban del poderío del McLaren, o huían de algo? ¿O simplemente celebraban un buen bote logrado en cualquiera de los casinos de Las Vegas? Muchas preguntas que, de momento, no tienen respuesta alguna.

Lecturas recomendadas