Skip to main content

Noticia

Motos

Marc Márquez reconoce que le gustaría "hacer las paces" con Rossi

Márquez quiere hacer las paces con Valentino Rossi

Marc Márquez ha querido dejar claro en una entrevista a un canal de televisión italiano, que su voluntad es la de hacer las paces con Valentino Rossi.

Jorge Lorenzo se siente triste por no poder seguir en Ducati

Marc Márquez reconoce que le gustaría "hacer las paces" con Rossi. Ya han pasado más de cuatro meses desde el incidente que volvió a elevar la tensión en la relación de los dos pilotos. Fue en el GP de Argentina cuando Márquez embistió a su rival italiano, que terminó yéndose al suelo. El resto de los acontecimientos ya los conocéis. 

Y lo cierto es que ya ha pasado mucho tiempo desde aquel desafortunado lance. La relación entre Márquez y Rossi no ha empeorado, sino que más bien se ha quedado en una especie de punto muerto en la que no hay avance ni retraso. Nos saludamos y ya está, nada de profundizar más en nuestras conversaciones. 

VÍDEO: todas las claves del GP de San Marino de MotoGP

Una situación extraña, sobre todo cuando Márquez ha dicho en infinidad de ocasiones que Valentino Rossi es su ídolo, y porque también los dos comparten ese carisma que les hace ser los dos pilotos más mediáticos de la parrilla. En el caso de Márquez, su voluntad es la de rebajar la tensión e intentar recuperar, si se puede, la buena sintonía del pasado. 

Lo ha dicho en una entrevista concedida al canal de televisión italiano TV8. "Yo querría hacer las paces con Valentino, no tengo ningún problema con él. Cuando en Argentina estaba todo más tranquilo, cometí un error y, por desgracia, lo cometí con Rossi. También intenté pedirle perdón", explica el cuatro veces campeón del mundo de MotoGP

Márquez llega a territorio hostil

Esta entrevista se publica justo en el fin de semana que MotoGP visita Misano, seguramente el verdadero GP de casa para Rossi por su proximidad con Tavullia. Un escenario donde Márquez el año pasado dedicó unos 'besos' a los aficionados italianos que le pitaron cuando se fue al suelo. "Lo hice porque me pitaban. La vida sigue. Sería bonito que corriésemos de blanco", asegura.

Si lo recordáis, el episodio que puso fin a la tensión entre Márquez y Rossi tras Sepang 2015 fue un duelo cuerpo a cuerpo entre ambos en el GP de Catalunya 2016. Una batalla limpia en la que los dos reconocieron su gran labor y decidieron dejar de lado los enfados pasados. Ojalá podamos vivir una batalla entre ambos este fin de semana y que el final sea exactamente el mismo. 

Lecturas recomendadas