Skip to main content

Noticia

Competición

Marc Márquez, más preocupado por la moto que por su estado físico

test pretemporada rc213v curva circuito
Muchas dudas en el Repsol Honda después de los test de Sepang.

Marc Márquez ha terminado los test de MotoGP en Sepang a duras penas: la operación en el hombro derecho a la que fue sometido en noviembre todavía le está pasando factura. La recuperación de Márquez está siendo más lenta de lo previsto, pero ojo porque Marc Márquez podría estar más preocupado por la moto que por su estado físico, si tenemos en cuenta algunas de sus reflexiones después de los primeros test oficiales de pretemporada.

Marc Márquez ha completado unos test de Sepang bastante discretos, en el que su maltrecho hombro ha cobrado un especial protagonismo. El de Cervera completó 37 vueltas el primer día, mientras que aumentó el esfuerzo durante el segundo y tercer día, completando 47 vueltas. El dolor siempre ha estado presente y no se ha encontrado a gusto sobre la moto en ningún momento: buen ejemplo de ello son las dos caídas que ha sufrido durante estos días. Márquez ha terminado duodécimo en la primera sesión, noveno en la segunda y duodécimo en la tercera.

 

Márquez, más preocupado con la moto que con su estado físico

El piloto español ya sabe lo que es llegar a unos test de pretemporada muy justo a nivel físico, sin ir más lejos el año pasado ya ocurrió lo mismo. Ahora bien, el plan de recuperación de Márquez, pese a sufrir algo de retraso, prevé llegar prácticamente recuperado del todo a la primera carrera en Qatar.

 

 

 

 

Ahora bien, el problema es que la Honda RC213V podría no llegar a ese mismo nivel. Es evidente que Yamaha ha dado un puñetazo sobre la mesa con el objetivo de ser más competitiva, así como Suzuki, que ha puesto sobre el asfalto de Sepang una GSX-RR muy interesante, eficaz en curva y rápida en recta. 

Además, ambas motos se han adaptado mejor al nuevo neumático trasero que Michelín ha preparado para esta nueva temporada. Por todo esto, da la sensación que los principales rivales de Honda han trabajado más y mejor que la firma del ala dorada. 

Marc Márquez está preocupado por dos principales factores: el primero es que sus rivales han evolucionado más sus monturas y segundo, y quizás más importante, es que sus rivales están pudiendo probar más y mejor la moto. En el caso del equipo oficial de Honda tenemos a un novato y a un piloto lesionado. Por muy campeón del mundo que sea.

 

La Honda, más dócil y equilibrada

Sin embargo, no todo son malas noticias. Da la sensación que la Honda RC213V ha mejorado ahí donde el resto de pilotos del equipo, incluyendo el año pasado a Jorge Lorenzo, demandaban. Parece que es una moto más manejable y buena muestra de ello es el segundo mejor tiempo de la jornada para Cal Crutchlow y un buen resultado para Álex Márquez, que se está adaptando bastante rápido a la moto.

 

 

 

 

Ahora bien, en Repsol Honda no deben olvidarse que la moto no debe ser más fácil de pilotar, la moto debe adaptarse al agresivo estilo de conducción de Marc Márquez. Si el de Cervera, después de un palmarés alucinante, siente que en el equipo trabajan más para el bien común que para el bien de su principal estrella, podría sentirse poco valorado. ¡Y ojo que en 2021 el baile de pilotos será brutal!

Marc Márquez llegará a la primera carrera de Qatar prácticamente a ciegas. Sin haber podido rodar en plenitud física y con una moto con mucho qué mejorar. Apenas queda un mes y da la sensación que algunos de sus principales rivales se han puesto las pilas. ¿Será este el año en el que Marc Márquez y Honda sufrirán para mantener la corona de MotoGP? ¿O se repetirá el mismo dominio del año pasado? Queda poco por descubrirlo.
 

Y además