Skip to main content

Noticia

Mantenimiento del Mazda 3, todo lo que debes saber

Mantenimiento del Mazda 3

Hoy vamos a hablar de uno de los compactos más populares del momento, el Mazda 3, cuyo mantenimiento tiene una serie de peculiaridades bastante interesantes que vamos a repasar en este artículo.

Si eres de los que está interesado en comprar un Mazda 3, éste es uno de los artículos más interesantes que vas a encontrar hoy, y es que en él vamos a repasar como va a ser tu vida junto al vehículo una vez que lo saques del concesionario. O lo que es lo mismo, te vamos a explicar los puntos clave del mantenimiento del Mazda 3.

Mazda utiliza un sistema diferente para el mantenimiento de tu vehículo respecto a otras firmas rivales. Con éste diremos adiós al libro de toda la vida donde se nos van sellando las revisiones y demás, siendo sustituido por una versión digital que ofrece múltiples ventajas. La primera de ellas, obvia, es que no tendremos que cargar con el propio libro, eliminando además el riesgo de perderlo. Será el Libro Electrónico de Mantenimiento, conocido como DSR, el que se convierta en el oráculo en este sentido.

No te pierdas: ¿Cuál es el Mazda CX-5 más barato que se puede conseguir?

El DSR depende de una base de datos general

El Libro Electrónico de Mantenimiento del Mazda 3, como el del resto de modelos de la marca, es un sistema avanzado de archivos del historial que se vaya generando por parte de cada vehículo. Estos datos se almacenarán de forma digital en una base de datos centralizada. Una vez visitemos el taller para realizar cualquier operación, se imprime un registro actualizado en el que podremos ver todos los servicios prestados.

Otra de las grandes ventajas de esto es que Mazda protege a los futuros compradores de coches de segunda mano de posibles fraudes. Será muy complicado que un vehículo de la marca con el cuentakilómetros trucado esté acompañado también de una documentación con datos que no sean verídicos. Así, será mucho más sencillo detectar manipulaciones.

¿Cuándo empiezan las revisiones?

El mantenimiento del Mazda 3 comienza en lo que a revisiones se refiere cuando pasa un año del estreno del vehículo o cuando éste alcanza los 20.000 kilómetros, situándose en la media del segmento. Ahí te recordarán lo mismo que pone en el manual, donde se destaca la importancia del uso de los lubricantes adecuados para que la mecánica estire su vida lo más posible. Si no te quieres complicar, utiliza los aceites que ofrece la propia firma, aunque cualquiera que sea de calidad valdrá -ojo, no mezcléis...-. Además, no olvides revisar el nivel de aceite de forma periódica para evitar sustos.

El primer cambio de aceite llegará con la primera revisión, con los sucesivos teniendo lugar de nuevo una vez al año o con el paso de 20.000 kilómetros. Por su parte, los filtros de aire y combustible se miran cada tres revisiones, mientras que el del habitáculo solo deja pasar una sin ser observado. En cuanto al líquido de frenos, aguanta 2 años o 40.000 kilómetros, lo que antes suceda.

La garantía que ofrece el Mazda 3

La garantía es otro de los puntos clave de cara al mantenimiento del Mazda 3, y como sucede en otros modelos de la marca cubre la reparación o el reemplazo de las piezas defectuosas durante un periodo de 36 meses o hasta completar 100.000 kilómetros. Si no te parece suficiente, siempre puedes apostar por contratar el programa Seguridad Mazda 730, que amplía la garantía hasta cinco años o 150.000 kilómetros.

Otras garantías importantes que debemos conocer son la de las piezas de recambio, que quedan cubiertas durante dos años sin límite de kilometraje, o de la batería, que es de tres años también sin límite de recorrido.

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas