Skip to main content

Noticia

Competición

Le Mans 2020: Toyota se alza con su tercera victoria en Le Mans

Toyota Le Mans 2020

El coche 8 de Toyota gana en Le Mans por tercer año consecutivo.

Tercera victoria consecutiva para Toyota en las 24 Horas de Le Mans 2020, en una edición que será recordada por su fecha y por la ausencia de público pero también por la falta de incidentes, lluvia y, en definitiva, de lucha por la victoria. El Toyota número 8, el mismo que había ganado en los dos últimos años con Fernando Alonso (ahora centrado en la F1) entre sus conductores, ha subido a lo más alto del podio de La Sarthe, esta vez con Brendon Hartley, Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi a los mandos del LMP1 híbrido.

Vídeo: La vuelta de la pole de Toyota en Le Mans

El Toyota TS050 Hybrid número 8, pilotado por Kazuki Nakajima, Sébastien Buemi y Brendon Hartley, es el campeón de las 24 Horas de Le Mans 2020. Este coche, que fue pilotado por Fernando Alonso en Le Mans 2018 y 2019, logra su tercera victoria en la mítica carrera de resistencia y cierra una era victoriosa para la marca nipona con su LMP1. A partir del año que viene, el TS050 Hybrid LMP1 dejará paso al nuevo Hypercar, un coche más espectacular que volverá a ser favorito en 2021… aunque en los próximos años llegará más competencia, como Peugeot.

El Toyota número 8 había salida desde la segunda posición en Le Mans 2020, tras la pole “casi récord” de Kamui Kobayashi con el prototipo 7. Cuando esperábamos una lucha mano a mano entre los coches japoneses, un pinchazo del 8 le puso un paso por detrás de su compañero, pero como bien sabemos en Le Mans todo cambia de un momento para otro. En la dura noche de La Sarthe el coche líder sufrió un problema en el turbo que le hizo perder el liderato y varias vueltas con respecto al coche 8 y a los Rebellion Racing.

El coche 7 llegó a estar fuera del podio, pero en la última hora de carrera consiguió superar al Rebellion número 3. Los Rebellion eran los únicos coches que podían complicar la vida a los Toyota en Le Mans, pero el rendimiento de los japoneses, a pesar del Equilibrio de Prestaciones entre híbridos (Toyota) y no híbridos (Rebellion), ha sido superior en todo momento.

A eso hay que sumar la falta de incidentes y coches de seguridad. Ha sido una edición con menos banderas amarillas e interrupciones de lo habitual. Si bien se esperaba lo contrario al tener más horas de noche y por la falta de experiencia de numerosos pilotos que debutaban, apenas hubo neutralizaciones. Tampoco llegó la lluvia que se esperaba en la noche del sábado.

La mayoría de incidentes llegaron cuando prácticamente estaba todo decidido, en la última hora de carrera, con accidentes del Porsche 99 y del Oreca 39 de LMP2, que provocó la salida del coche de seguridad.

Después de intensas 24 horas de carrera y 387 vueltas, el Toyota 8 pilotado por Nakajima logró la victoria con 6 vueltas de ventaja sobre el Rebellion número 1 con Norman Nato al volante y siete sobre el Toyota 7, con López al mando.

Sin suerte para los españoles

Miguel Molina

Uno de los españoles participantes en Le Mans 2020, Miguel Molina, realizó una actuación magnífica en su primer relevo. El catalán llegó a colocarse líder con su Ferrari 71 y estaba en la pelea por la victoria en la categoría LMGTE Pro con otros Ferrari y con Aston Martin, pero un pinchazo de madrugada le apartó de la lucha por el triunfo en una edición en la que estaba brillando.

La victoria entre los GTE Pro fue para el Aston Martin Vantage #97 que pilotan Maxime Martin, Alex Lynn y Harry Tincknell. El coche de Molina se quedó tirado al final de carrera. En GTE Am logró el triunfo el Aston Martin de TF Sport que pilotan Jonny Adam, Salih Yoluc y Charlie Eastwood.

Merhi

En la segunda categoría de prototipos corría otro español, Roberto Merhi, con un LMP2 de Eurasia. Aunque pudieron llegar a meta, lo hicieron en la decimonovena posición, lejos de la cabeza, y tras haber sufrido varias salidas de pista el piloto con menos experiencia del equipo, Nobuya Yamanaka, de 60 años. La victoria fue para el United Autosport #22 que pilotan Phil Hanson, Flilipe Albuquerque y Paul di Resta, y cuyo dueño es Zak Brown, CEO de McLaren Racing.

Imagen: Motorsport Images

Y además