Skip to main content

Noticia

Competición

Manolo y Mónica Plaza, el Dakar es cuestión familiar

Manolo y Mónica Plaza
Manolo y Mónica Plaza, padre e hija, disputan en Arabia Saudí su primer Dakar juntos.

En la casa de Manolo y Mónica Plaza el Dakar es una cuestión familiar. Y es fantástico que lo sea, porque eso nos permite contar historias como esta. Relatos que van más allá de los resultados deportivos y que el simple hecho de que existan valen casi como una victoria antes incluso de conocer el resultado final del Dakar 2020.

Horarios y cómo ver el Dakar 2020

VÍDEO: La odisea de Alonso para seguir en el Dakar

Manuel Plaza no necesita presentación para los aficionados al Rally Dakar. Este piloto conquense de 59 años acumula trece participaciones en el rally raid más duro del mundo. Tomó la salida de esta prueba de forma ininterrumpida desde 1996 hasta 2007 y se enamoró de la carrera en su escenario de origen, África.

Su mejor resultado en el rally fue el vigesimoprimer puesto conseguido en el Dakar de 1998, al volante de un Mitsubishi Montero V6. A pesar de los buenos resultados, cuando el Dakar se marchó a Sudamérica, Manolo prefirió dejar de correr. Perdió la ilusión. Y ahora se la ha devuelto ni más menos que su hija, Mónica, que es copiloto y siempre ha soñado con correr el rally más duro del mundo... junto a su padre, como no puede ser de otra forma.

Con su patrocinador principal, Momentum Task Force y a otros importantes colaboradores, han conseguido sacar el proyecto adelante y juntos ya han completado las primeras etapas de 2020. Actualmente se encuentran en la 35ª posición de la clasificación general.

Mónica Plaza es quien indica indica a su padre el rumbo por el que debe dirigir su vehículo de dos ruedas motrices, preparado por la empresa francesa Sodicars Racing. La copiloto conquense tiene una importante experiencia en esta labor dentro de los rallys y raids, habiendo trabajado con su buena amiga Cristina Gutiérrez, Dani Solá o el holandés Kees Koolen, a quien ha copilotado en un Side by Side.

Mónica Plaza

"Cuando era pequeña, esperaba ver a mi padre en televisión tocándose la oreja..."

Fue la propia Mónica quien le pidió a su padre competir juntos en el Dakar. Ambos trabajan en la empresa familiar, Plaza Aventura, que realiza experiencias y aventuras 4X4 en Marruecos. Y no es la única hija de Manolo a quien le ha ‘picado’ el gusanillo de la competición. La hermana pequeña de Mónica, Marta, también es copiloto.

“Mi objetivo es luchar por el top 20, pero sobre todo disfrutar y compartir esta experiencia con mi hija, mi mejor compañera de aventuras, y con un gran equipo humano y técnico como es el de Sodicars”, declaraba Manolo antes de iniciar la carrera. 

Su hija, Mónica, añadía: “Soy realmente afortunada de poder correr junto a mi padre con quien tengo un lazo muy fuerte de unión, además de su experiencia tras 13 Dakares e innumerables aventuras con situaciones complicadas que me ayudan a superar todos los retos. Tengo mucha ilusión y alegría por volver a verlo disputar esta prueba con un coche competitivo, se lo merece”.

Manolo y Mónica Plaza

“Desde que nací me he pasado todos los enero hasta 2007 pegada en la tele ‘esperando que saliese papá tocándose la oreja’, lo que significaba que se acordaba de nosotras. Cuando el Dakar se fue a Sudamérica seguía a los pilotos españoles en todas las categorías. Me hace mucha ilusión disputar esta carrera”, agrega.

Quién sabe si en el Dakar 2020 es el primero en el que los Plaza compiten juntos, pues dicen que el Dakar enamora y una vez que vas la primera vez, quieres volver – si las condiciones económicas lo permiten, por supuesto. ¿Manolo, Mónica y Marta Plaza juntos en el futuro? ¿El padre como jefe de equipo y las hijas como piloto y copiloto? O quién sabe si todos podrían ir juntos, porque en camiones hay tres asientos… 

Fernando Alonso en el Dakar

Imagen: Mónica Plaza

Y además

Más de Fernando Alonso en el Dakar