Noticia

Estilo de vida

Los ocho campos de golf más raros del mundo

Los ocho campos de golf más raros del mundo

Lara Zazo Guijarro

09/02/2015 - 09:20

Si pensabas que los aficionados al golf estaban acostumbrados a terrenos verdes, buen clima y pequeños carritos que les transportan de hoyo en hoyo, estabas equivocado. Existen otros destinos para los golfistas más atrevidos que pondrán a prueba las capacidades de los jugadores más experimentados, estos son los ocho campos de golf más raros del mundo.

La práctica del golf suele estar asociada a grandes extensiones de terrenos verdes, buen clima y pequeños vehículos transportando a los jugadores. Sin embargo existen otros destinos para los golfistas más atrevidos que pondrán a prueba las capacidades de los jugadores más experimentados, estos son los ocho campos de golf más raros del mundo.

Stone Forest International Club, en China

Como todo lo que viene de China, el Stone Forest International Club (web) está ideado por uno de los mejores diseñadores, Brian Curley, e integrado en un complejo natural de la zona. A tan sólo 78 kilómetros de la ciudad de Kunming está rodeado de impresionantes paisajes naturales con formaciones rocosas, lagos verdes, y una variedad de especies increible. El complejo, que cuenta con 54 hoyos repartidos en tres pistas. Completa sus instalaciones un exclusivo restaurante, salas para celebrar eventos, tiendas y bodegas de vino tinto.

Stone Forest International Club

Camp Bonifas

Cuando practicamos deporte, el riesgo que corremos es el de sufrir una lesión, pero si estamos hablando de practicar golf en Camp Bonifas, parece que el peligro es bastante mayor. Este pequeño campo de golf de apenas 192 metros cuadrados está situado en Panmunjom, una zona desmilitarizada que linda con las dos Coreas y que está rodeada de, ¡minas antipersona! La revista Sport Illustrated lo ha catalogado como el hoyo más peligroso del mundo, desde luego si te van las emociones fuertes, este es tu sitio.

Bonifas Camp

Francistown Golf Club, en Botswana

Si por algo se caracteriza el deporte del golf es por las extensiones de césped verde de sus campos, pero la excepción confirma la regla y Francistown Golf Club ha sustituido los campos verdes por una zona de juego cubierta de piedras y arena para practicar el swing. En este club de Botswana se les entrega a los golfista una alfombra para que puedan lanzar la bola cuando el terreno esté en tan malas condiciones que no se lo permita.

Francistown Golf Club

Legend Golf & Safari Resort, en Sudáfrica

En Legend Golf & Safari Resort (web) se encuentra uno de los hoyos más difíciles del mundo, el conocido como Extreme 19th, situado a 400 metros de altura, es el mayor par 3 que exista y sólo es accesible en helicóptero.

Legend Golf & Safari Resort

Amazon Golf Course, en Perú

Si hablamos de los campos de golf más raros del mundo, Amazon Golf Course tiene todos los ingredientes para estar en los primeros puestos.Está situado al sur de Iquitos, en el Amazonas, tiene diez hectáreas y es un campo bastante peculiar y único en el mundo, lleno de búnkeres, trampas de aguas habitadas por pirañas y caimanes, y sus curiosos carritos de golf.

Amazon Golf Course

Uummannaq, en Groenlandia

La práctica del golf suele estar asociada a climas cálidos y soleados, sin embargo Uummannaq está situado en Groenlandia y es el principal reclamo para esta localidad y uno de los favoritos para los que practican la modalidad del snow golf. En este campo, con temperaturas que alcanzan los -14º, se juega el Ice Golf Championship y las pelotas blancas no están permitidas.

Uummannaq

Devil's Golf Course, en Estados Unidos

En el Parque Nacional del Valle de la Muerte, California, está Devil's Golf Course, una llanura en la que se pueden llegar a los 55º en verano, motivo por el cual este campo de 18 hoyos se ve obligado a cerrar sus puertas en el periodo estival. Su nombre proviene de un guía del parque que, allá por los años 30 afirmó que “sólo el diablo sería capaz de jugar al golf aquí”.

Devil's Golf Course

Nullarbor Links, en Australia

Y para terminar con los campos de golf más raros del mundo, Nullarbor Links puede presumir de ser el más grande del mundo con una extensión de 1.365 kilómetros. La distancia media entre hoyos es de 66 kilómetros y todo aquel que termina el recorrido completo recibe una tarjeta de certificación que acredita la hazaña.

Nullarbor Links

Fuente: El Mundo

Lecturas recomendadas

Lara Zazo Guijarro

Colaboradora

Colaboradora de Estilo de Vida y Tecnología en Autobild.es

Buscador de coches