Noticia

Tecnología

LiFi, la conexión a la Red 100 veces más rápida que el WiFi

LiFi, la conexión a la Red 100 veces más rápida que el WiFi

Mónica Redondo

24/02/2016 - 10:38

La tecnología LiFi, que utiliza la luz directa para transmitir datos, ofrece unas conexiones más eficientes y seguras. La conexión a Internet 100 veces más rápida que el WiFi aún no está disponible pero muy posiblemente podamos disfrutar de esta tecnología en 2019.

No te pierdas: Nuevas cámaras de acción con WiFi: graba tus aventuras

Un frigorífico que avise de la fecha de caducidad de los alimentos o un cepillo de dientes que alerte de cualquier pequeña carie y pida automáticamente una cita en el dentista. Se calcula que en 2023 existirán 22 millones de  dispositivos conectados a la red que revolucionaran la relación entre los objetos y las personas. El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) lo acuñó como el Internet de las cosas (IoT). Sin embargo, su desarrollo choca con la saturación del espectro de radiofrecuencia de las redes wifi. La popularización del uso de dispositivos permanentemente conectados ha obligado a buscar nuevas soluciones. Este es uno de los motivos por los que, quizás en muy poco tiempo, podríamos estar a las puertas de la tecnología LiFi, una conexión a Internet 100 veces más rápida que el WiFi.

El científico de la Universidad de Edimburgo, Harold Haas, descubrió en 2011 que la luz de un solo LED (diodo emisor de luz) era capaz de transmitir más datos que una antena de telefonía. Las pruebas en el laboratorio han logrado una velocidad de transferencia de archivos de hasta 224 gigabits por segundo. Esto supondría descargar en un chasquido 18 películas. Se estima que en el año 2019, el tráfico mundial de datos se incrementará hasta los 24,3 exabytes al mes (24.300 millones de gigabytes). El desarrollo de conexiones por luz directa (también conocida como lifi) es solo el antecedente de una revolución muy próxima.

Vídeo: Toyota y Microsoft se unen para el coche conectado

La principal diferencia de la tecnología LiFi con el WiFi es que siendo las dos ondas electromagnéticas para transportar los datos, la LiFi lo hace a través de la luz visible y no por microondas. Se supera así el problema de la saturación del espectro de radiofrecuencia que reduce la velocidad de las actuales conexiones. El obstáculo para la implantación de las ciudades inteligentes ya no existiría.

Aún no está comercializado, pero ya hay empresas que tienen previsto poner en el mercado soluciones basadas en esta tecnología. El coste es otra de sus ventajas porque no requiere grandes instalaciones. El precio rondará, dependiendo del tipo de LED y chip, entre los 50 y los 800 euros.

La conexión a Internet 100 veces más rápida que el WiFi funciona como un código morse avanzado. Con sólo instalar un modulador, cualquier LED sería capaz, no sólo de dar luz, sino también de transmitir datos. Estos moduladores hacen que la luz se encienda y apague millones de veces por segundo creando los ceros y unos binarios que cifran los datos. El parpadeo es imperceptible para el ojo humano, pero no para unos fotodiodos colocados en los móviles u ordenadores que se encargarán de recoger los cambios de la luz e interpretarlos para convertirlos en información. De esta forma, toda la red de iluminación de una casa se convertiría así en un gran router con múltiples puntos de conexión al que conectar los gadgets.

Esto no significa, sin embargo, el fin del wifi. El diseño prevé, en principio, solo la bajada de información (unidireccional), aunque los científicos aseguran que conseguir, no solo, por ejemplo, recibir un correo electrónico, sino también poder mandarlo, sería tan sencillo como colocar un emisor de luz en el dispositivo (bidireccional). La idea es que ambos sistemas coexistan para conseguir conexiones más eficientes y seguras.

Fuente: El País y MuyInteresante

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de monica.rd

Mónica Redondo

Colaboradora

Periodista por vocación. Mis pasiones: la automoción y la información.

Buscador de coches