Noticia

Las gafas protegen los ojos en caso de disparo del airbag

Las gafas protegen los ojos en caso de disparo del airbag

David Durán

02/12/2013 - 10:58

El uso de gafas no produce lesiones y protege los ojos en caso del disparo del 'airbag', según concluyen las pruebas de impacto severo llevadas a cabo por el Real Automóvil Club de España (Race) y la Fundación de la compañía óptica Alain Afflelou.

El uso de gafas no produce lesiones y protege los ojos en caso del disparo del 'airbag', según concluyen las pruebas de impacto severo llevadas a cabo por el Race y la Fundación de la compañía óptica Alain Afflelou.

Estas dos organizaciones han realizado un análisis de los riesgos de un 'airbag' para la visión dentro de la campaña "Cuida tus ojos, ellos también conducen". El estudio llevado a cabo por el Race y la Fundación de la compañía óptica Alain Afflelou, concluye que el uso de gafas no provoca lesiones en caso de que se produzca un disparo del 'airbag'.

Aunque la eficacia del 'airbag' está fuera de toda dura, según el Race y la Fundación, un análisis previo de las investigaciones realizadas sobre el riesgo ocular en accidentes de tráfico demuestra que este sistema puede llegar a provocar lesiones en los ojos, ya sea por el contacto con los materiales, por los gases o por la alta temperatura, incluso a bajas velocidades.

Sin embargo, un conductor con gafas, en un choque severo y tras la activación del 'airbag', no sufre daños provocados por la montura, ni se produce rotura de los cristales.

Tampoco se detectan lesiones oculares originadas por la abrasión o la exposición a los gases, de acuerdo con el resultado de las pruebas.

Según la DGT, más de 8,5 millones de conductores tienen restricciones de visión (obligados a llevar gafas), lo que supone un 32,36 % del total del censo.

Las gafas protegen los ojos en caso de disparo del airbag

A este dato hay que sumar los 15 millones de conductores que hacen uso habitual de gafas de sol, y que pueden sufrir las mismas consecuencias ante la activación del 'airbag', un sistema de seguridad equipado en, al menos, 13 millones de vehículos en España.

El 'airbag', en combinación con el cinturón de seguridad, es uno de los elementos que más ha ayudado en la prevención de lesiones severas, aumentando las posibilidades de supervivencia de los ocupantes al evitar impactos directos contra los elementos rígidos del habitáculo.

Uno de los riesgos de la activación del 'airbag' es el daño que puede producir en los ojos, ya que la cabeza y el tórax impactan de forma directa contra el cojín de aire, quedando envuelto entre la tela mientras el 'airbag' empieza a desinflarse.

Otro de los peligros derivados de su activación son los producidos por abrasiones (por su alta temperatura) o la emanación de los gases.

En España, según los datos de la DGT en 2010, se produjeron 22.699 ingresos hospitalarios de pacientes, los cuales presentaban 42.467 lesiones registradas como consecuencia de un accidente de tráfico.

De todas las lesiones atendidas, un 0,59 % del total presentó daños en los ojos (252 casos). Otros estudios calculan que entre un 2,5 % y el 3,7 % de los accidentes de tráfico provocan lesiones oculares.

Entre las conclusiones más importantes recogidas tras una revisión bibliográfica sobre los daños oculares provocados por accidentes de tráfico, y su relación con la activación del 'airbag', destaca el aumento progresivo de las lesiones oculares provocadas por el airbag en los últimos años.

Pero estos estudios no contemplan que el conductor sea portador de gafas, ni existen evidencias científicas en los que se puedan establecer conclusiones claras sobre la incidencia que tienen unas gafas en la producción de lesiones en los ojos, ya sea directamente en el globo ocular o en la cavidad orbital por los daños provocados por la montura.

Del resultado de las pruebas de colisión realizadas por el Race y la Fundación Afflelou, ambas organizaciones han elaborado un listado de recomendaciones, entre las que figura la distancia correcta entre el volante y el conductor, que debe ser de entre 25 y 30 centímetros, lo que garantiza el inflado correcto del airbag en caso de un impacto.

Una posición muy adelantada puede suponer un impacto contra los elementos rígidos del vehículo al no estar inflado el cojín de aire.

Se recuerda el uso del cinturón de seguridad en todos los recorridos y la necesidad de mantener siempre una postura y una posición correcta en sus asientos para mejorar la eficacia de los sistemas de protección. También se recuerda que hay que ajustar el reposacabezas a la altura recomendada, y para ello la parte superior de la cabeza debe estar a la misma altura que la parte superior del reposacabezas.

En el caso de uso de gafas, se recomienda la utilización de cristales de policarbonato porque en comparación con un cristal convencional, es 12 veces más resistente, al mismo tiempo que es un 30 % más ligero y ofrece una protección 100 % a los rayos UVA y UVB.

Aunque los 'airbag' son un elemento de seguridad pasiva excelente, si no se fabrican adecuadamente, pueden suponer un riesgo. Tal fue el caso de los 'airbag' asesinos chinos, o los 'airbag' falsos que se vendían por Internet.

Fuente: Agencia EFE

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David Durán G.

David Durán

Becario de AutoBild.es

Buscador de coches