Skip to main content

Noticia

Kuhl le da al Suzuki Swift Sport una imagen más agresiva

Suzuki Swift Sport Kuhl
Eso sí, sin mejoras mecánicas.

El Suzuki Swift Sport es la versión más deportiva del Suzuki Swift, lo que no por ello implica que sea un vehículo deportivo per se.  Su motor es un bloque 1.4 turbo que desarrolla 140 CV y 230 Nm de par, cifras que no están mal para un modelo de su segmento, pero que tampoco son un prodigio. Kuhl ha llevado a cabo una preparación del urbanita con el ánimo de sacar su lado más agresivo, algo que ha conseguido en lo estético… pero que no ha acompañado de mejoras mecánicas, lo que hace que se quede un poco en un “mucho ruido y pocas nueces”.

Prueba de ayer y hoy: Suzuki Swift Sport contra Swift Gti del 88

Vayamos por partes. En el apartado visual no se puede negar que las modificaciones le sientan bien, como también es obvio que la inspiración del vehículo viene del Nissan GT-R, algo que queda patente en la forma de la enorme parrilla delantera, con una barra negra dividiéndola de manera horizontal. A esto se suman los paragolpes específicos, las extensiones tanto en el frontal como en la zaga, los faldones laterales, el voluminoso alerón y el difusor específico.

Este, además, da cabida a dos salidas de escape dobles de 120 mm de diámetro, algo quizá un poco exagerado si tenemos en cuenta que se trata de un motor bastante pequeño, por lo que cada una apenas se encarga de 35 CV.

También monta un juego de llantas VERZ de tres piezas y 19 pulgadas, así como un kit de suspensión rebajada, pero no hay cambios mecánicos, por lo que lo lógico es pensar que el Suzuki Swift Sport de Kuhl mantiene las prestaciones del vehículo de serie, es decir, una aceleración de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos.

Missing media.

El preparador anuncia que el kit de carrocería, sin llantas ni suspensiones, ni tampoco montaje, tiene un precio de 360.000 yenes, lo que al cambio actual suponen unos 3.000 euros.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además