Skip to main content

Noticia

El Koenigsegg Agera RS Gryphon se vuelve a estrellar

Koenigsegg Agera RS Gryphon (I)

Mala suerte.

Se puede creer o no en supersticiones, así como en la mala suerte, pero es innegable que hay ciertos individuos a los que parece que les ha mirado un tuerto. Son víctimas de desgracia tras desgracia, de mayor o menor calado, sin razón aparente, pero les siguen ocurriendo. El mundo del motor no está exento de casos del estilo, pero ya no hablamos de pilotos a los que no favorece la fortuna, sino directamente de coches. Uno de ellos es el Koenigsegg Agera RS Gryphon.

VÍDEO: ¡El Koenigsegg Agera RS aceptó el desafío! Así hizo el 0-400-0

El bastante probable que el nombre suene, no en vano fue originalmente concebido como el Agera RS más caro de la historia, gracias al gusto (y el dinero) de su dueño, que lo encargó con detalles como fibra de carbono vista para la carrocería, oro de 24 quilates dando forma a diversos elementos exteriores y el mismo material también presente en el habitáculo.

El primer accidente del Koenigsegg Agera RS Gryphon

Sin embargo el destino tenía guardado un giro inesperado para el que debería haber sido una estrella. Tras ser presentado en el Salón de Ginebra, el Koenigsegg Agera RS Gryphon estaba llevando a cabo unos test con la marca y se acabó estrellando. Lógicamente la compañía le ofreció al dueño un nuevo chasis, este aceptó y nació el Agera RS Phoenix, quedando el Gryphon como unidad de pruebas y mula de desarrollo.

Pero la mala suerte ha querido volver a cebarse con el hiperdeportivo y es que hace unos días, cuando estaba inmerso en otra sesión de prueba a las afuera de la factoría de NEVS en Suecia, volvió a tener otro accidente acabando en la cuneta con graves daños en toda la parte inferior.

Fuente: GTSpirit.

Lecturas recomendadas