Skip to main content

Noticia

Donuts en la nieve con un Agera RS, ¿por qué no?

Koenigsegg Agera RS Nayara trasera 2

Los coches son para disfrutarlos.

Un mal endémico que tienen la mayoría de los coleccionistas de coches ricos es que compran un coche de lujo o un superdeportivo exclusivo y acto seguido lo guardan bajo llave en un garaje donde conservarlo inmaculado, bien por el placer de observarlo, bien por especular más adelante. Esa no es vida para un vehículo creado para ser exprimido, es por eso que nos alegra el día ver lo que hace el dueño el Koenigsegg Agera RS Naraya con su adquisición.

VÍDEO: ¡El Koenigsegg Agera RS aceptó el desafío! Así hizo el 0-400-0

En lugar de sacarlo a pasear a la calle o de meterlo en circuito para desplegar todo su potencial, la curiosa decisión ha sido ponerse a hacer donuts con él sobre la nieve en una estación de esquí situada en los Alpes franceses. Cierto es que no los hace ‘a fuego’ pero el simple hecho de divertirse con él ya se merece un aplauso y, por otro lado, es bastante comprensible que tenga cuidado con él.

Agera RS Naraya: con 155 diamantes

¿El motivo? Dando por sentado que cada Koenigsegg Agera es una obra de arte de la automoción, este one-off conocido como Naraya es todavía más especial. Esto se debe a que todas las zonas doradas que se aprecian tanto en la carrocería como en el habitáculo están hechas de pan de oro de 18 kilates, lo que debe suponer más de un quebradero de cabeza con que se roce mínimamente. Y, por si eso fuera poco, en la matrícula hay incrustados 155 diamantes, por lo que no queremos ni imaginar el drama si uno se suelta al chocar contra un montón de nieve o hielo…

 

Iced Donuts 😍 @lathouras_p

Una publicación compartida de Adam Shah (@adam_shah_) el

Seguro que ahora entendéis porque el afortunado conductor pisa el acelerador con mesura, ya que ir a fondo con el motor V8 biturbo de 1.160 CV del Agera RS (que le lanza de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos y le lleva hasta los 402 km/h de punta) podría tener como consecuencia una factura de lo más abultada.

Lecturas recomendadas