Skip to main content

Noticia

Tecnología

Con este kit de 50 euros estarás preparado si pinchas una rueda

Compresor de aire TackLife M1

En este artículo, AutoBild podría recibir una comisión por tus compras. Más información.

Pinchar un neumático cuando vas en carretera puede ser peligroso si no puedes controlar el vehículo. Sin embargo, tampoco es una buena noticia quedarse tirado si has conseguido detener el vehículo sin inconvenientes. Mucho peor es incluso cuando sufrimos un pinchazo del neumático en una zona por la que no suelen pasar vehículos, y no hay una estación de servicio cerca. Con este kit de 50 euros podemos estar preparados para cualquier pinchazo de una rueda.

En realidad, no es un kit que se venda de forma conjunta, simplemente son dos productos o accesorios con los que deberías contar siempre en tu vehículo y que pueden hacer que la próxima vez que salgas a carretera no te tengas que andar complicando con llamar al seguro, esperar a que llegue, ver si tienes cobertura o batería, y perder un día completo de tu viaje.

Se trata de la compra de un compresor de aire que se conecta por medio de la toma del mechero al coche, y no tendremos que esforzarnos en inflar la rueda nosotros mismos. Así como también al compra de un producto reparapinchazos, una espuma que inyectamos a la rueda y que se encarga de sellar el pinchazo para que podamos inflar la rueda y continuar de nuevo.

El producto de espuma que repara los pinchazos es de Motorrevive. De hecho, este producto no solo sirve para sellar el pinchazo, sino que incluso hincha la rueda de forma que podemos circular unos 5 o 10 km hasta la siguiente estación de servicio donde tener que revisar la presión del neumático.

No obstante, si tenemos con nosotros el compresor, no tenemos que estar circulando esta distancia de forma peligrosa. En realidad, solo tenemos que esperar unos minutos, dejar que la espuma de sellado haga efecto, circular un poco con el coche, y luego inflar el neumático hasta la presión deseada utilizando el compresor.

Ni siquiera necesitamos estar pendientes del inflado del neumático. Solo tenemos que conectar el compresor a la toma del mechero, configurar la presión que queremos aplicar, y dejar que infle la rueda durante unos minutos, pues se parará automáticamente cuando se haya alcanzado la presión establecida. Una forma fácil de reparar el pinchazo de una rueda y de poder continuar el viaje sin más preocupaciones y con poco esfuerzo.

En este artículo, AutoBild recibe una comisión de sus socios afiliados por cada compra que realices a través de los enlaces de productos que hemos incluido, algo que en ningún caso supone un coste adicional para ti. No obstante, nuestras recomendaciones son siempre independientes y objetivas. Puedes consultar nuestra política de afiliados aquí.

Y además