Noticia

El Kia Rio recibe la edición limitada Pulse

Alex Morán

Por el momento exclusiva de Reino Unido, luce una estética específica y mejora su interior y equipamiento. Solo estará disponible con el motor de 83 CV.

Kia ha decidido lanzar una nueva serie limitada para uno de los compactos de la familia, el Kia Rio Pulse se situará en la zona media/alta de la gama y presentará lo habitual en estos casos: elementos estéticos distintivos, un interior específico y una dotación de equipamiento más completa a un precio más competitivo. Por el momento solo se comercializará en Reino Unido, donde tendrá un precio de 14.595 libras, que al cambio suponen casi 16.500 euros.

VÍDEO: El Kia Rio en movimiento

El Rio Pulse se ofrecerá en dos colores de carrocería, Midnight Black o Clear White, ambos tonos que están disponibles solo como extra para el resto de acabados. Además, contará con la peculiaridad de añadir múltiples elementos en rojo, como son los alrededores de las luces antiniebla, los faldones laterales, las carcasas de los retrovisores, el techo y el pequeño alerón trasero. A esto se suma la parrilla delantera cromada, los cristales traseros tintados y unas llantas de aleación de 17 pulgadas.

Probamos el Kia Rio 2017

En el interior cuenta con tapicería de tela que imita al cuero en colores negro y rojo, éste último repite en los paneles de las puertas, tanto el volante como la palanca de cambios son de cuero y los pedales están hechos de acero inoxidable. En cuanto al equipamiento, monta una pantalla de cinco pulgadas en la consola central, el cuadro de instrumentos incluye una de 3,5 en la zona central, el sistema de infoentretenimiento tiene radio digital, Bluetooth y conexiones USB, dispone de sensores de aparcamiento traseros y de cámara de marcha atrás.

Solo se podrá optar por un motor, el gasolina 1.25 tetracilíndrico de 83 CV y 121 Nm de par asociado a una transmisión manual de cinco velocidades. Están presentes asistentes de conducción tales como el de arranque en pendiente, el de mantenimiento de carril y el control de estabilidad.

Fuente: Carscoops.

Imagen de perfil de Álex Morán

Redactor

Crecí viendo deportivos japoneses en los 90, los echo de menos y me decanto por los import nipones. El Nissan Fairlady Z 432 es mi amor platónico.