Skip to main content

Noticia

La increíble historia del Volkswagen Scirocco Bi-Motor

Scirocco Bi-Motor
De 0-100 km/h en 4,5 segundos y casi 300 km/h de velocidad máxima. Esos eran los números del Volkswagen Scirocco Bi-Motor.

No te pierdas: 'Los verdaderos modelos afectados por el escándalo VW'

El Volkswagen Scirocco, a pesar de no ser uno de los modelos más vendidos de la marca en la actualidad, es muy conocido en el mercado. La razón, aparte de ser un coche que llama la atención, es su legado, pues en un primer momento era lanzado en los años setenta. Se mantuvo hasta principios de los años noventa, momento en el que se decidió concluir con la producción hasta que volviera en 2008. En esos primeros años de producción la marca sorprendió con un prototipo nunca antes visto, el Volkswagen Scirocco Bi-Motor. Un coche tan extraño como podéis imaginar.

La división deportiva de la marca alemana en aquellos años trabajaba con los modelos de competición buscando elementos que pudieran montar en los coches de calle. Era prácticamente igual a lo que hacen hoy en día todas las marcas con equipos de competición, aunque en este caso con un experimento no esperado. Se hicieron hasta dos prototipos de Volkswagen Scirocco Bi-Motor, no llegando ninguno al mercado.

VÍDEO: Seguro que no sabías que existían estos Volkswagen

En 1983 el primer prototipo era presentado. Montaba dos motores de 1.8 litros capaces de desarrollar hasta 180 caballos de potencia. El proyecto, denominado 360/4, utilizaba una caja de cambios manual de cinco velocidades, transmisión con la que era capaz de acelerar en 4,5 segundos y llegar hasta los 290 km/h de velocidad máxima.

De un 3.6 litros de 360 caballos de potencia e combinación, la marca pasó a montar los mismos motores pero con menos potencia. En este segundo intento la marca estaba convencida de poder lanzarlos en una limitada producción. Aunque tampoco fue así. Los 282 caballos de potencia que declaraba el segundo prototipo fueron también desechados, y el proyecto de la marca no prosperó. En la actualidad, pueden visitarse ambas unidades en el museo de Wolfsburgo.

Y además