Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

La increíble historia del Renault 9

Renault 9
Un caso de éxito.

Hablar del Renault 9 implica hablar también del Renault 11, y es que la dupla de modelos ha tenido una importancia capital tanto en la historia de la marca como en el de la industria de la automoción francesa en general, pues son de los modelos más vendidos nacidos en Francia.

Para remontarse a sus orígenes hay que dirigirse a finales de los años 70. Renault rompió relaciones con el Grupo PSA por aquel entonces, lo que conllevó el canto de cisne del Renault 14 e hizo necesario desarrollar un nuevo modelo para el segmento B.

Para tal cometido se contactó con Robert Opron, que fuera diseñador de Citroën, y se le encargó liderar el equipo encargado de dar forma al por entonces conocido como proyecto L42. A principios de los 80 el resultado estaba listo: el Renault 9.

Se trataba de una berlina de dimensiones compactas (4,06 metros de longitud), con un formato de cuatro puertas y tres volúmenes que destacaba por el espacio interior que ofrecía (soluciones como la regulación de los asientos delanteros hacían ganar espacio para las piernas en las plazas traseras) y por un maletero de algo más de 400 litros de capacidad.

Su diseño era hijo de su época, con un predominio claro de las líneas rectas y las formas angulosas, parrilla de plástico negra, faros cuadrados y marcado ascenso tanto del parabrisas como de la caída del techo. Detalles como el paso de rueda rebajado en el eje trasero daba lugar a la impresión de que las ruedas eran incluso más pequeñas de lo que eran.

Donde también era patente las fechas en las que vio la luz (en plena crisis del petróleo) fue en su selección de motores, que eran bloques que buscaban contener el consumo y dejaban las prestaciones en segundo lugar. La oferta inicial que oscilaba entre los 48 y los 80 CV así lo demostraba. Más adelante se completaría con la inclusión de un diésel en la parte baja de la gama (54 CV) y tendría en sus variantes turbo sus exponentes más deportivos (primero 105 CV y 115 CV ya cerca del final de su vida).

Renault 9

Renault dio en el clavo con el modelo puesto que en 1982 se hizo con el galardón al Coche del Año en Europa. De hecho su éxito fue tal que la marca lo exportó a Estados Unidos, donde se comercializó bajo el nombre de Renault Alliance, y su recibimiento allí fue igual de bueno.

Encarando la recta final de su producción, en 1986 recibió una puesta al día que sirvió para mantenerle fresco (al Renault 11 también) hasta 1988, cuando dejó de fabricarse. Hasta la fecha salieron de la línea de montaje más de 2,4 millones de unidades, de las cuales bastante se produjeron en la planta que la marca tenía en Palencia.

Etiquetas:

Historia del Motor

Y además