Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

La historia de los coches de Playboy

Playboy 1948

Entre los miles de productos que se crearon bajo la famosa marca, destaca la breve historia de los coches de Playboy tras la Segunda Guerra Mundial.

No te pierdas: Una chica Playboy y su intensa vuelta con un Aventador

Hugh Hefner, el célebre creador de la marca Playboy, falleció el pasado 27 de septiembre a la edad de 91 años. Entre los miles de productos que se han creado de la famosa marca, destaca la breve historia de los coches de Playboy, una historia poco conocida pero que fue una realidad después de que finalizase la Segunda Guerra Mundial y a consecuencia de la gran demanda de vehículos nuevos que había en esa época.

Por ello, Louis Horwitz, un ex distribuidor de Packard; Charles D. Thomas, un ex ingeniero de Pontiac; y Norman Richardson, un talentoso mecánico, fundaron la Playboy Motor Corporation con la intención de crear un coche pequeño por un precio inferior a los 1.000 dólares que sirviese como una forma de desplazarse por la ciudad para realizar los diferentes recados. Además, cuenta con la primera cabina con techo duro retráctil de Estados Unidos.

Vídeo: los 5 coches clásicos más bellos de todos los tiempos:

La compañía tan solo creó un total de 97 ejemplares prototípicos, que puedes ver en este enlace, antes de cerrar la tienda y ninguno de ellos fue puesto a la venta de forma oficial. Los coches eran expuestos como un reclamo publicitario y fueron enviados por todo el país e incluso otros lugares del mundo con el fin de generar interés y llamar la atención de posibles inversores para una franquicia de concesionarios. 

Sin embargo, el escándalo del automóvil de Tucker provocó que una inversión de capital que iba a permitir arrancar la producción a escala fracasara estrepitosamente. La quiebra de Tucker provocó que los inversores potenciales estuvieran preocupados por cualquier nuevo fabricante de automóviles que estuviera iniciando su actividad en esos momentos, lo que hizo que muchas pequeñas marcas tuvieran que echar el cierre a consecuencia de la falta de capital.

A principios de la década de 1950, después de unas negociaciones fallidas con el industrial Henry J. Kaiser por la compra de la empresa y tras una segunda oferta de acciones que no surtió efecto, los activos de la Playboy Motor Corporation fueron subastados. La mayoría fueron comprados por un empresario chino que produjo un prototipo más grande del Playboy en 1951, aunque éste tampoco logró tener éxito. Otro empresario, Alvin Trumbull, trató de revivir el interés por el coche años más tarde, también sin éxito. 

Finalmente, el inventario restante de vehículos y maquinaria fue vendido en 1964 a Donald Moore, un coleccionista y distribuidor de Playboy. Actualmente se sabe de 49 coches de Playboy que aún existen. De ellos, solo 15 están en condiciones óptimas de funcionamiento y menos de cinco tienen los focos opcionales montados en el parabrisas.

Fuente: Playboy Motor Cars; Foto: Craig Howell (Wikimedia)

Lecturas recomendadas