Skip to main content

Noticia

Motor

Hamilton aparca todos sus deportivos para cuidar del planeta

Hamilton

Lewis Hamilton tiene una colección de coches que harían las delicias de todos los aficionados al mundo del motor. Los mismos que, probablemente, se rasgarán las vestiduras cuando sepan la última decisión del actual campeón de Fórmula 1: Hamilton ha aparcado sus deportivos de manera definitiva para ayudar a cuidar el planeta.

La otra cara de Lewis Hamilton: así es el campeón de las polémicas

El británico es consciente de lo complicado que resulta conciliar el estilo de vida de un piloto de F1 con la responsabilidad ambiental: los constantes viajes, traslados por tierra, competiciones, exhibiciones, actos promocionales… Toda una serie de acciones que dejan su huella y suponen un alto coste para la salud del medio ambiente.

Hamilton

Una envidiable colección 

La versión más concienciada de Hamilton ha reparado en esto y en la repercusión que tienen todos sus movimientos en el cambio climático. Razón por la que ha decidido aportar su granito de arena. ¿Cómo? Dejando su colección de superdeportivos en el garaje. Así lo confesaba en unas declaraciones recogidas por Reuters: “Ya no conduzco ninguno de los vehículos que tengo. Ahora sólo me muevo en mi Mercedes EQC o en un Smart EQ ForTwo”. Ambos modelos son coches eléctricos.

El piloto de Mercedes no ha especificado si acabará deshaciéndose de ellos de manera definitiva, pero si lo hace tendrá que despedirse de modelos como un McLaren P1, un Pagani Zonda, un par de Shelby Cobra, un Ford Mustang Shelby GT500, un Ferrari 599 SA Aperta, un Ferrari LaFerrari o un LaFerrari Aperta que, hasta donde ha confesado, estaban divididos entre su casa de Los Ángeles y la que tiene en Mónaco.

Hamilton

Vuelos comerciales

No ha sido el único gesto que ha tenido en su particular lucha contra el cambio climático. Lewis Hamilton también se ha deshecho del jet privado con el que viajaba para desplazarse en vuelos comerciales y, además, ha pedido a su equipo de Fórmula 1 que, siempre que sea posible, le lleven en coches eléctricos.

Hamilton se equivoca: no es el primer campeón de F1 de clase obrera

Y por si todo esto fuera poco, el piloto ha apostado por aquellas competiciones que tienen un menor impacto en el medio ambiente como la Extreme E, donde competirá con su equipo X44. Hamilton pretende utilizar los escenarios en los que se desarrollarán las diferentes pruebas (el Amazonas, el Ártico…) para poner el foco en las consecuencias que tienen las acciones humanas en el planeta.

Y además