Logo Autobild.es

Hallazgo histórico de 100 coches clásicos en una nave de León

nave 100 coches clasicos

Todo un descubrimiento.

La mayoría de las veces que hablamos de ‘barn finds’ suele tratarse de casos que tienen lugar en Estados Unidos, tierra que es tremendamente basta, lo que propicia que haya graneros dejados de la mano de dios por todas partes. Sin embargo, hoy os traemos un caso patrio, una nave el León en la que había ocultos más de 100 coches clásicos.

Según parece, ha sido la Inmobiliaria Naranco perteneciente al Grupo Gain la que ha hecho el descubrimiento. Ésta solo estaba interesada en el inmueble, que estaba anunciado por un precio de 48.000 euros, lo decimos en pasado, porque ya no está en su portal, así que debe haberse vendido ya.

Eso sí, la tarifa correspondía solo a la nave, no a los coches que había en su interior, cuyo valor haría que el coste fuera considerablemente más elevado.

Los compañeros de Escudería.com han elaborado una lista con todos los vehículos que se pueden ver en el vídeo que ha compartido la inmobiliaria:

  • Avia Tudor (camión)
  • Citroën: 8, dos GS, CX, CX Familiar y dos BX
  • Chrysler Saratoga
  • Dodge 3700 GT
  • DKW F1000
  • Fiat: Uno y Tempra
  • Ford: Fiesta, Orion y Transit autocaravana
  • Jowett Javelin
  • Mercedes: W115, 190 y un camión T2
  • Morris 1100
  • Peugeot: 309 y dos 405
  • Opel: Corsa, Senator y Kadett
  • Renault: R4, R4 F, dos R6, dos RSiete, dos R18, R11, Espace, R25, R21 y R19
  • Rover: SD1 y 800
  • SEAT: 850, 132 con motor diésel Mercedes, 131, dos 133, Ibiza I, Toledo I e Ibiza II
  • Volkswagen: Santana, Golf III y Vento
  • Volvo 480

Se trata de una buena colección que tiene modelos clásicos bastante interesantes, como pueden ser el Mercedes 190, los Citroën BX o los Renault R4. Sin embargo, en términos generales no se trata de modelos especialmente exclusivos, si no que son vehículos de corte popular, muchos de lo cuáles todavía se ven de vez en cuando circulando por las carreteras.

No se sabe cuánto tiempo llevaban ahí abandonados, pero puede que sean incluso décadas, a juzgar por todo el polvo e incluso barro que acumulan encima. Dentro de lo que cabe, es lógico teniendo en cuenta que simplemente es una nave, que incluso tiene parte del techo desprendida, así que las condiciones de conservación no han sido precisamente cuidadas.

Salta a la vista que muchos están en el suelo porque los neumáticos han perdido el aire, pero en conjunto los automóviles lucen un estado que hace pensar que con la mano justa de limpieza y puesta al día, muchos de ellos podrían funcionar y echar a rodar de nuevo.

Lógicamente dependerá de cada caso concreto y habrá que hacer una inversión en componentes mecánicos que se habrán deteriorado por el paso del tiempo y por condiciones como la humedad, pero parecen coches bastante recuperables.

La duda es qué habrá pasado con ellos, puesto que, si se ha vendido la nave, tendría que estar desalojada. Cabe la posibilidad de que quien la haya adquirido también se haya quedado con los vehículos.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.