Skip to main content

Noticia

Golden Sahara II: autónomo y de los años 50

Golden Sahara II

El Golden Sahara II ha sido revelado en el Salón de Ginebra 2019 y, aunque es un coche de los años 50, incluye una serie de innovaciones técnicas modernas.

El Salón de Ginebra 2019 también ha dado cabida a algún que otro coche clásico. Entre los diferentes modelos que se han mostrado al público asistente, encontramos el Golden Sahara II, un vehículo totalmente personalizado que comenzó su vida como un Lincoln Capri de 1953 en posesión de uno de los personalizadores de coches más famoso de los años 50 y 60, y creador del Batmóvil de 1966, George Barris.

No te pierdas: Todos los coches nuevos de 2019, lanzamientos y novedades

Tras sufrir un accidente, durante el cual el techo se despegó en una terrible colisión con Barris tras el volante, acudió a Jim Skonzakes (Jim Street) para obtener los fondos necesarios para traerlo de nuevo a la vida. El proyecto inicial supuso una reparación completa donde fue equipado con un techo de media burbuja y una pintura nacarada de oro de 24 quilates hecha de escamas, mientras que el interior presentaba un aspecto en blanco. Bajo una nueva denominación, el vehículo fue exhibido en diferentes eventos y se convirtió en todo un icono.

Golden Sahara II, pasado y futuro en un mismo coche

Pero las modificaciones no terminaban aquí. Durante otro proceso de remodelación, el coche se convirtió en el Golden Sahara II y se equipó con tecnología punta. Entre los sistemas integrados se incorporó un frenado automático gracias a sensores instalados en el parachoques delantero, dirección electrónica variable, palanca de aceleración inspirada en la cabina de un avión, así como los frenos y la dirección, y un juego de neumáticos fabricados por Goodyear con iluminación interna.

Tras su debut en la pantalla, el Golden Sahara II fue olvidado a finales de la década de 1960 hasta el año pasado, cuando fue subastado. Ahora, el coche está en exposición en el Salón de Ginebra, tras ser presentado por Goodyear y Klairmont Kollections. El coche ha sido completamente restaurado con la ayuda de Speakeasy Customs and Classics en Chicago, y descansa sobre un juego de neumáticos translúcidos desarrollados por Goodyear.

Lecturas recomendadas

Más de Salón del Automóvil de Ginebra 2019