Skip to main content

Noticia

¿Cómo funciona?

Las furgonetas, objetivo de la última campaña de la DGT

  • Con 2,3 millones en circulación, las furgonetas representan el 7% del total del parque de vehículos, pero están relacionadas con el 13% de los accidentes mortales. 
  • La DGT apunta a la baja formación de los conductores de este tipo de vehículos y al mal estado de muchas furgonetas como causas principales de su alta siniestralidad.
  • Desde 2012, han subido en un 54% los accidentes con furgonetas implicadas. Tráfico considera el auge del comercio electrónico como una de las causas. 

Las furgonetas son uno de los objetivos de la DGT, como demuestra el hecho de que en los últimos 18 meses, Tráfico les ha dedicado tres campañas especiales. La última está teniendo lugar esta misma semana y concluirá el 29 de noviembre. Según los datos oficiales, desde 2012, los accidentes con este tipo de vehículos han aumentado en un 54% y, en autopistas y autovías, se han multiplicado por dos. 

Uno de los motivos de la alta accidentalidad de las furgonetas que apunta la DGT es que esta clase de transportes puede conducirse con el carné tipo B. Es decir, sin ninguna formación específica, un conductor de turismo puede llevar a cabo una actividad profesional que se realiza en un vehículo que pesa entre dos y tres veces más que un coche normal. 

Muchos conductores de furgoneta desconocen incluso cuál es la velocidad máxima, que es la misma establecida para los camiones.  Así, el 7% de los vehículos que circulan por España son furgonetas, pero están envueltas en el 11% de los accidentes y, además, estos además suelen ser más graves. En 2017 estuvieron implicadas en 11.150 accidentes con víctimas en los que 243 personas perdieron la vida, 90 de ellas eran ocupantes de furgonetas y 153 viajaban en otros vehículos. 

Te interesa Cruces en la cuneta: "Si hubiera una en cada lugar donde alguien perdió la vida"

La falta de formación específica de los conductores de furgonetas también sele estar detrás de muchas de las denuncias que se realizan en estas campañas especiales de la DGT. Como indicaba recientemente un estudio de la Fundación Línea Directa e INTRAS, el 53% de los profesionales reconocen no saber cómo colocar la carga, una proporción que asciende hasta el 81% en el caso de los conductores ocasionales. 

Las sanciones por llevar un peso excesivo o mala colocación de la carga son mucho más elevadas en su cuantía y, aunque la comprobación la hace la Guardia Civil de Tráfico, la denuncia la efectúa la comunidad autónoma correspondiente. De hecho, la distribución de la carga y el estado general del vehículo es uno de los objetivos de estas campañas de vigilancia de la DGT, ya que las furgonetas presentan hasta un 41% más de defectos que los turismos. 

Además de no tener la ITV en vigor, cosa que sucede con algo más del 1% de las furgonetas controladas por la Guardia Civil de Tráfico, muchas furgonetas presentan defectos en los neumáticos. Aunque la profundidad mínima del dibujo en la banda de rodadura es la misma que para los turismos, 1,6 mm, en el caso de las furgonetas se recomienda no circular con un dibujo que no tenga al menos 3 mm. 

A pesar de un parque envejecido y conductores con baja o nula formación específica, este sector está viviendo un importante auge. Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el comercio electrónico está creciendo a un ritmo anual de entre el 21 y el 26% y todas estas entregas las está captando el transporte en furgoneta. La DGT ve una clara relación entre la subida del comercio por internet y la de la accidentalidad de esta clase de vehículos. 

Lecturas recomendadas