Skip to main content

Noticia

Motor

Así fue el mayor atasco de coches de la Historia

Atasco

El mayor atasco de la historia duró 10 días...

Un atasco de coches kilométrico es una de las peores pesadillas de cualquier conductor; una retención de esas que ves que pasan los minutos y no avanzas ni un metro. Y, encima, sabías que te ibas a meter de lleno, que ibas a cogerlo, te han avisado todos, hasta tu suegra. Pues el atasco que tiene el honor de ostentar el título del más grande de la Historia tuvo lugar el 13 de agosto de 2010, en la Carretera Nacional 110 de China. Duró diez días y las filas de vehículos llegaron a superar los 100 Kilómetros. 

En los peores momentos del mayor atasco de la Historia, los conductores apenas avanzaban un kilómetro al día. Por suerte, aunque fue muy largo, no significa que todos los conductores estuvieron allí ese tiempo. Gracias a salidas acondicionadas por las autoridades chinas en distintos lugares, algunos conductores sólo estuvieron atascados un día o dos. Aunque algunos, en el peor de los casos, llegaron a pasar en la carretera cinco días parados.

Sí, has leído bien. 10 días, más de 100 km y 5 días en carretera

atasco

Pero, ¿por qué se produjo semejante gigante? ¿Cómo pudo llegar a pasar algo así?

Factores que alimentaron aquella situación

  1. En primer lugar la Carretera Nacional 110 iba creciendo en tráfico un 40% cada año. En el momento del atasco, superaba en un 60% la capacidad de tráfico con la que fue diseñada por los ingenieros orientales.
  2. El exceso de coches coincidió con una aglomeración de camiones que transportaban carbón de Mongolia a Pekín, ya que no había una alternativa ferroviaria. 
  3. Para rematar, lo de siempre: unas obras y varios accidentes habían cerrado algunos carriles y empezaron a colapsar la vía.
Los 4 problemas que tienen los coches por los atascos

La vida en un atasco de esas dimensiones puede llegar a ser un odisea: coches que se quedan sin gasolina, sin batería en el móvil, utilizar el baño público, comidas.

Como siempre, los hay que hicieron su particular agosto. Vendedores ambulantes patrullaban el atasco cargados de agua, comida, tabaco y hasta papel higiénico. Las botellas de agua, que costaban 1 yuan, se vendían por 15 yuanes. Las raciones de comida multiplicaron por tres su precio.

10 días después del inicio, el 23 de agosto, las autoridades chinas comunicaron que daban por finalizado el atasco. Desde entonces no se ha registrado otro tan grande en ningún lugar del mundo.

Más:

atascos China

Y además