Skip to main content

Noticia

Competición

La Fórmula E estrena Safety Car: MINI Electric Pacesetter

MINI Electric Pacesetter

Debutará en Roma, en la segunda cita de la temporada de la Fórmula E.

El Campeonato del Mundo de Fórmula E contará con un nuevo Safety Car en sus carreras, el MINI Electric Pacesetter. Este espectacular modelo eléctrico sustituirá al BMW i8 a partir de la próxima cita del campeonato, que se celebra en Roma el fin de semana del 10 y 11 de abril.

VÍDEO: Mini Electric Pacesetter, el nuevo Safety Car de la Fórmula E

El MINI Electric Pacesetter está basado en el MINI Cooper SE de calle, también eléctrico, y su diseño exterior está inspirado en la versión John Cooper Works GP. Ha sido diseñado entre MINI Design, BMW Motorsport y la Fórmula E, con el objetivo de llamar la atención de todo el mundo durante las pruebas de la categoría eléctrica. Al volante del mismo se pondrá el portugués Bruno Correia, piloto oficial del coche de seguridad de la Fórmula E desde los inicios del campeonato y que en los últimos años ha conducido un BMW i8.

El aspecto exterior del Electric Pacesetter es el de un auténtico MINI. En la parte delantera del modelo encontramos, por ejemplo, los característicos faros circulares de la marca y la parrilla hexagonal del radiador. Los pasos de rueda adaptados al ancho de vía del vehículo y el profundo faldón delantero con divisores a la izquierda y derecha, propios de los acabados John Cooper Works, realzan el aspecto deportivo del frontal. El logotipo de MINI Electric destaca el sistema de propulsión de este espectacular modelo, mientras que las luces intermitentes del Safety Car se encuentran integradas en el capó y las características franjas del capó de MINI se extienden por el techo hasta la parte trasera. 

MINI Electric Pacesetter

Las llantas naranjas y negro-neón de 18 pulgadas, junto con la combinación de colores de la carrocería, en gris plata, naranja y rojo forman un aspecto exterior que no dejará a nadie indiferente, ni en los circuitos ni en casa.

"El MINI Electric Pacesetter, inspirado en el JCW, va un paso más allá y combina el carácter y el rendimiento de la marca John Cooper Works con la movilidad eléctrica. Esta versión extrema del MINI Electric se ha desarrollado como coche de seguridad para la Fórmula E, por lo que claramente no está pensado para su uso en carreteras públicas. Pero revela una de las direcciones que podríamos tomar con la electrificación de la marca JCW. Para mí, el mensaje es claro: la electrificación y John Cooper Works encajan bien”, declara Bernd Körber, Director de MINI.

Las prestaciones del Safety Car de MINI están a la altura de un coche de carreras. Su peso es de 1.230 kg, 130 kg menos que el MINI Cooper SE de calle. En su interior cuenta con un motor de 135 kW (180 CV) y 280 Nm, que permite al MINI Electric Pacesetter acelerar de 0 a 100 km/h en 6,7 segundos. El sistema de propulsión se complementa con una suspensión de competición (ajustable en tres direcciones para el rebote, la compresión, la altura y la inclinación) para ofrecer las mejores sensaciones. Asimismo, utiliza soportes del brazo de control de la suspensión con especificaciones de competición, frenos de cuatro pistones y neumáticos Michelin Pilot Sport como los que usan los Fórmula E.

"Agilidad, rendimiento, un coche de aspecto atractivo: el MINI Electric Pacesetter Safety Car para el Campeonato del Mundo de Fórmula E de la FIA lo tiene todo", ha declarado Bruno Correia, quien se pondrá al volante del MINI a partir del ePrix de Roma, el 10 de abril. "Es muy divertido de conducir, es como un kart".

Imagen: MINI

Más:

Fórmula E

Y además