Skip to main content

Noticia

Coche eléctrico

Prueba del Mini Cooper SE: Un Mini en todos los sentidos, y eléctrico

primera prueba Mini SE

En la prueba del Mini SE, me ha pasado algo insólito, he dejado el consumo (14,1 kWh) encajado dentro del margen homologado por la marca en ciclo WLTP (15,0-13,2 kWh). También es verdad que el test es relativamente poco representativo, pues solo lo he conducido 45 km por Madrid durante las horas centrales de la mañana, en la presentación nacional del primer Mini eléctrico. 

Bueno, el segundo, puesto que hace ahora una década, la marca creó una flota de Minis E que sobre todo circularon por Alemania y EEUU. El asunto de que el utilitario eléctrico de lujo se ajuste a lo que promete no es menor, puesto que con 235 km de autonomía homologados en ciclo WLTP (270 km en el antiguo NEDC), en este parámetro se sitúa a por encima de uno de sus dos rivales más plausibles, el Honda e (200), pero netamente por debajo del otro, el Peugeot e-2008 (340 km). 

No te pierdas Todas las novedades del Salón de Ginebra

Con un motor de 135 CV y 270 Nm de par, a favor del Mini hay varias cuestiones también muy evidentes: para empezar tiene uno acabados que corresponden al posicionamiento premium de la marca y un sistema de infoentretenimiento que, aunque tenga un manejo muy enrevesado, ofrece múltiples funciones. 

VIDEO: Alucina con este Mini en el desierto

Además, el Mini SE viene con una pantalla específica para el cockpit, diseño Black Panel con un cuadro digital a color de 5,5 pulgadas en el centro y dos semiesferas a cada lado n las que se muestra principalmente la información sobre el estado de la batería y si estás recargando o no la batería. Sobre este asunto, en uno de los botones de la consola central, se puede ajustar la fuerza de la frenada con arreglo a dos programas (-0,11 g y -0,19 g para los ingenieros). 

primera prueba mini se
El puesto de conducción tiene pocos cambios respecto al Cooper

La pantalla se ve muy bien, aunque no me ha terminado de gustar esa configuración. Com la prueba del Mini eléctrico discurrió por ciudad, utilicé en todo momento la deceleración más fuerte, algo más brusca y con la que el coche llega a detenerse por completo, que te permite conducir prácticamente sin utilizar nunca los frenos. El Mini SE incorpora además cuatro modos de conducción: Sport, Mid, Green y Green+. Aunque llega quizá algo tarde, BMW pensó en un bastidor preparado para que el Mini Cooper pudiera acoger baterías de cara a una electrificación.

De ahí que si te subes al Mini SE, no vas a notar ninguna diferencia más allá de las mencionadas y de los guiños en el diseño exterior respecto al Cooper. Los 12 módulos de baterías refrigeradas por agua (hasta 32,6 kWh) se distribuyen en entre el túnel central y bajo los asientos traseros, de manera que no interfieren ni en el espacio en el habitáculo, ni se comen ninguno de los ya justitos 211 litros del maletero que, eso sí, puedes ampliar hasta los 731 l si abates los asientos traseros. 

Te interesa Los 20 mejores coches eléctricos para 2020

A cambio y gracias a un motor más eléctrico colocado en el vano con un bastidor auxiliar y más pequeño y ligero de 184 CV, el Cooper eléctrico pesa 1.365 kg, solo 90 kg más que un Cooper S, que es el modelo con el que se le puede comparar mejor también por potencia (190 CV). De ahí que se puedan comparar también en el resto de sus prestaciones, ya que el el primer Mini eléctrico comercializado es capaz de llegar a 100 km/h en solo 7,3 s. 

primera prueba mini se
Esquema de recargas del Mini SE

Aunque lo mejor de todo es la dinámica de conducción: aunque la carrocería del eléctrico se sitúa 18 mm más alta que la del Cooper normal, al llevar las baterías en el suelo, el centro de gravedad queda a la misma altura. Eso sí, la aceleración desde salida es netamente superior en el eléctrico, de manera que durante la primera prueba del Mini SE por Madrid le lo he pasado pipa en los semáforos y he disfrutado de las rotondas como casi nunca antes. En este aspecto, el coche se ve muy beneficiado por la configuración de las baterías, que permiten un reparto de peso casi perfecto de 51% delante y 49% detrás. 

Los precios para España del Mini SE

Ya solo me queda hablarte de las opciones de recarga y los precios del Mini SE en España, donde llegará en a comienzos de marzo a los concesionarios. Mini lo ha hecho bastante bien en los dos sentidos, pues es posible enchufar el SE en múltiples modos. En un wallbox a 7,4 kW, su tiempo de carga hasta el 100% es de 4,2 h, mientras que si lo enchufas en un poste público tipo Menekes a 11 kW, tardará 3,5 horas y también incorpora la opción de carga rápida tipo DC a 50 kW con la que la operación se salda en 1,4 h (35 minutos para quedarse al 80%). 

Respecto a los precios del Cooper SE en España, los niveles siguen la nomenclatura de la talla de las camisetas y arrancan en 33.950 para el acabado S; llegan a 36.500 en el acabado M; 39.000 en el acabado L y ascienden hasta los 41.000 euros en la versión más cara XL. Aviso: las llantas asimétricas exclusivamente desarrolladas para este coche vienen de serie solo a partir del L, pero como están disponibles como opción en toda la gama, eso sí, si las equipas, te obligarás a llevar tu Mini siempre a un taller de marca, puesto que el equilibrado de estas ruedas requiere de un proceso específico de contrapesos. 

¿Cuál es tu coche ideal?

Y además