Skip to main content

Noticia

Ford Kuga 2018, ¿puede quitarle ventas al Ford Edge?

Ford Kuga 2018

El Ford Kuga 2018 es una de esas opciones que ofrece el mercado en cuanto a SUVs de gran tamaño con unos acabados y equipamiento de altura. Pero, ¿puede hacer eso que las ventas del otro mastodonte de la marca del óvalo, el Edge, se resientan? Vamos a verlo.

Los dos son SUV, los dos son grandes y los dos son impresionantes a la vista. Hablamos del Ford Kuga 2018 y del Ford Edge, los dos puntales de la marca del óvalo en este segmento que tanta popularidad ha adquirido últimamente. Pero, ¿puede llegar el primero a quitarle ventas al segundo? Una peliaguda cuestión que vamos a tratar en el artículo de hoy. Sí, hay marcas que son víctimas de la conocida como canibalización entre sus modelos, pero no es el caso de Ford con estos dos productos.

El Kuga y el Edge puede que compartan sobre el papel algunas características, pero son dos vehículos destinados a un público muy diferente. Mientras que el primero busca atacar claramente al cliente generalista, el segundo muestra que la firma americana tiene argumentos suficientes como para ser considerada 'premium' si se lo propone. Resumiendo, el Edge juega en una división superior a la del Kuga.

No te pierdas: El Ford Kuga, ¿mejor en diésel o en gasolina?

Si nos fijamos en el apartado mecánico, por ejemplo, nos encontramos con que el Ford Kuga 2018 ofrece una gama muy amplia que en gasolina cuenta con versiones de 120, 150 y 182 CV del propulsor 1.5 EcoBoost, mientras que en diésel aparecen el 1.5 TDCi de 120 CV o los 2.0 TDCi de 150 y 180 CV. Y sí, se puede elegir entre cambio manual o automático y versiones de tracción delantera o total. En el caso del Ford Edge, en España solamente se vende a la hora de escribir estas líneas con motor diésel, concretamente el 2.0 TDCi con variantes de 180 y 210 CV y siempre con tracción total. Una lástima que el V6 de gasolina de 2,7 litros, 340 CV y 515 Nm no llegue. En cualquier caso, Ford deja claras sus intenciones con el Edge otorgándole solamente las mecánicas más capaces, un rasgo sin duda 'premium'.

También existe una gran diferencia entre ambos modelos en lo que al precio de partida se refiere. Según los datos de nuestras fichas, el Kuga puede comprarse desde un precio de partida de 24.700 euros, mientras que el Edge comienza mucho más arriba, en 44.300. Son, como ves, cifras lo suficientemente separadas como para considerar que en algún momento uno pueda quitarle ventas al otro. Pero sí, hay un par de casos en los que puede suceder.

Ford Kuga 2018: los casos en los que puede robarle ventas al Edge

Dejando claro que el Ford Edge es mucho más coche que el Ford Kuga 2018, existen dos casos en los que puede robarle ventas el segundo al primero. Si el comprador busca un SUV con capacidad para siete plazas de aire 'premium', se verá obligado a apostar por una de las versiones más equipadas del Kuga, ya que el Edge no ofrece esta opción. En Ford han primado el espacio disponible para los ocupantes y no han querido atentar contra ello con una tercera fila de asientos. Ni siquiera como opción.

Sin entrar en una característica tan excluyente como la que os acabamos de decir, existe otro caso en el que el Kuga se puede hacer fuerte respecto al Edge. Nos referimos, claro está, a la versión Vignale, esa que en cada modelo en el que está disponible eleva al mismo a un nuevo nivel. En el caso del Kuga ofrece detalles estéticos únicos y un interior de cuero acolchado hexagonal exclusivo, entre otras cosas. Su precio asociado al motor diésel más capaz, con cambio automático y tracción total supera por poco los 41.000 euros, cifra que se acerca al coste de partida del Edge. Ahí ya serás tú el que decidas. ¿Cabeza de ratón o cola de león?

Ya que hemos llegado hasta aquí, ¿quieres saber cuál es tu coche ideal?

Lecturas recomendadas