Skip to main content

Noticia

Ford, demandada por propietarios del Shelby Mustang GT350

Ford, demandada por propietarios del Shelby Mustang GT350
Ignacio de Haro

Varios propietarios del Shelby Mustang GT350 se han unido en una demanda colectiva contra Ford en Estados Unidos por los problemas de sobrecalentamiento que están experimentando con sus vehículos, especialmente al practicar una conducción rápida o en circuito. Y es que según la demanda, Ford vende este modelo como un coche de altas prestaciones apto para circuitos cuando en realidad no sería capaz de soportar un trato exigente sin contratiempos.

Te interesa: Hallan en México el Mustang de Steve McQueen en 'Bullit'

El Shelby Mustang GT350 es actualmente la variante más prestacional del mítico ‘muscle car’ de la firma del óvalo azul, a excepción de la todavía más radical versión con apellido R. Un verdadero deportivo que enamora a todo el que lo conduce gracias a un glorioso motor V8 que es capaz de estirar por encima de las 8.000 revoluciones y a un comportamiento dinámico brillante. Sin embargo, acabamos de saber que varios propietarios del Shelby Mustang GT350 se han unido en una demanda colectiva contra Ford en Estados Unidos tras experimentar repetidos problemas de sobrecalentamiento con sus vehículos.

Según dicen en la demanda contra Ford por el Mustang GT350, la firma del óvalo azul vende este modelo como un automóvil de altas prestaciones que está preparado para soportar una conducción exigente incluso en circuito. Los propietarios afirman que en realidad esto no es así, que el coche sufre problemas de sobrecalentamiento de la transmisión y el diferencial al circular rápido, sin necesidad de rodar en un trazado de velocidad, como consecuencia de la ausencia de radiadores que refrigeren estos elementos.

Shelby GT350, un purasangre único en su especie

Como medida de autoprotección, cuando el sistema detecta que el Shelby Mustang GT350 se ha sobrecalentado activa automáticamente el llamado ‘Limp Mode’, que limita el rendimiento del conjunto para evitar que se produzca una costosa avería mecánica. Esto, según reza la demanda, pone a los usuarios en una situación en la que tienen el “peligro de chocar y sufrir lesiones”. El bufete de abogados que lleva el caso quiere que los propietarios reciban el importe íntegro que desembolsaron cuando adquirieron sus coches, que Ford corra con la depreciación derivada del supuesto defecto y también reclaman una indemnización por los daños derivados de esta supuesta mala práctica comercial.  

Ford todavía no se ha pronunciado oficialmente sobre la demanda por el Shelby Mustang GT350, así que de momento habrá que esperar para ver cómo evoluciona el caso. De cualquier modo, llama la atención que con la actualización del vehículo lanzada el pasado mes de agosto con la introducción del Shelby Mustang GT350 2016 la marca, entre otros cambios, añadiera al equipamiento de serie el llamado Track Package, un paquete que hasta ese momento era opcional (6.500 dólares) y que, entre otras cosas, incrementa la dotación de serie incorporando un par de radiadores adicionales para la caja de cambios y el diferencial trasero.

Fuente: CarScoops

Imagen de perfil de Nacho de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.