Skip to main content

Noticia

Coches autónomos

Una flota de taxis autónomos bloquea una avenida de San Francisco

Cruise

La conducción autónoma está prácticamente a la vuelta de la esquina, pero mientras termina de perfeccionarse ocurren incidentes de menor o mayor grado. Ya hemos visto a muchos Tesla involucrados en lances de diversa gravedad, pero en esta ocasión ha sido una flota de taxis la que se ha parado y ha bloqueado una calle en San Francisco.

En la ciudad estadounidense, desde hace tan solo unos días, está operando Cruise con una flota de 30 robo-taxis que los usuarios ya pueden pedir para desplazarse. Sin embargo, la pasada noche del 28 de junio hubo un error que provocó una situación bastante curiosa.

Por un error desconocido, el sistema de guiado autónomo condujo a varios de los coches de la flota hasta un punto concreto y, una vez reunidos, el sistema de apagó, dejando en mitad de la calle a al menos seis coches autónomos varados, lo que hizo que se bloqueara el tráfico.

 

Según los presentes, los trabajadores de la empresa no tardaron mucho en aparecer por el lugar, solo unos 20 minutos, pero solucionar el problema llevó bastante más tiempo: tardaron varias horas en despejar la calle.

En un comunicado, la compañía ha expuesto que “tuvimos un problema a principios de esta semana que causó que algunos de nuestros vehículos se agruparan. Si bien se resolvió y ningún pasajero se vio afectado, nos disculpamos con cualquiera que haya sufrido inconvenientes”.

Cruise

No es que sea la mejor publicidad para poner en marcha el negocio que, como decíamos, solo lleva operativo unos días. 

Los taxis autónomos pueden circular por San Francisco, pero con una serie de limitaciones: su velocidad máxima es de 48 km/h, no pueden entrar en autopista ni en el centro de la ciudad, solo funcionan de 22:00 a 6:00 horas, porque el tráfico es menor; y no pueden circular si hay condiciones de baja visibilidad como lluvia, niebla o humo.

Imágenes: Reddit

Y además