Skip to main content

Noticia

Competición

Fernando Alonso gana las 24 Horas de Daytona y amplía su leyenda

Fernando Alonso en las 24 Horas de Daytona

Fernando Alonso ha brillado en las 24 Horas de Daytona 2019 y ha conseguido, junto al resto de integrantes del equipo Wayne Taylor Racing, una merecida victoria en la que ha tenido mucho que ver. Podio español en la categoría GTLM.

Las de 2019 han sido las 24 Horas de Daytona más difíciles de los últimos años y Fernando Alonso, en su segunda participación y primera con un coche de la categoría más fuerte (DPi), ha brillado. El piloto español ha cargado con el peso de su equipo, ha sido quien más ha rodado en el trazado americano y ha logrado la victoria en una de las grandes carreras del automovilismo mundial, junto al equipo Wayne Taylor Racing, acompañado por Jordan Taylor, Kamui Kobayashi y Renger Van der Zande.

Después de un inicio titubeante de su coche, el Cadillac número 10 con Jordan Taylor al volante, Fernando Alonso dio la vuelta a la tortilla en su primer stint. Taylor, hijo del dueño del equipo, tomó la salida en la sexta posición y lejos de meterse en la pelea por los primeros puestos, perdió comba con los Mazda y Acura que lideraban la prueba. De hecho, cayó al octavo puesto al final de su stint, dos horas después.

La moto con la que Fernando Alonso desconecta de las carreras

Taylor dejó el asiento en el Cadillac a Fernando Alonso sobre las 10 de la noche y el piloto asturiano comenzó un auténtico recital. Adelantó a diestro y siniestro, a pilotos como Castroneves o Cameron, marcó los mejores tiempos sobre la pista y desató aplausos a través de redes sociales y en el propio circuito. Dejó su coche a Kamui Kobayashi, que completaría el siguiente stint también con un buen ritmo y consiguiendo incluso la vuelta más rápida de su vehículo. Posteriormente le tocaría a Renger Van der Zande.

A medida que los rivales, como los Mazda que habían arrancado desde las primeras posiciones de carreras o los Acura sufrían problemas, el Cadillac número 10 se mantenía intacto. A veces en la primera posición, otras en la segunda… pero siempre en la vuelta del líder y con el liderazgo a tiro. Tras Van der Zande, regresó al coche Jordan Taylor para completar un stint de más o menos dos horas a primera hora de la mañana en España.

Alonso desata aplausos con sus adelantamientos en Daytona

Después de una actuación consistente, y de una fantástica salvada tras encontrarse con un Lamborghini trompeado, Taylor dejó el coche a Fernando Alonso de nuevo cuando el reloj en nuestro país se acercaban las 11 de la mañana. Cuando subió al coche, el prototipo estaba en el cuarto lugar y, de nuevo, no tardó en volver a colocarlo en el primer puesto. Superó a Curran y a Cameron y volvió a mostrarse como el coche más fiable y rápido de la pista hasta ponerse líder otra vez.

 

 

Sin embargo, en las carreras de resistencia eso no es suficiente. Puede suceder cualquier cosa y el impredecible clima puede dar sorpresas… como las dio. Cuando Alonso se acercaba al final de su segundo stint al volante del Cadillac, empezó a llover con cierta fuerza y un accidente del Chevrolet Corvette número 4 provocó una larga bandera amarilla, de una hora de duración, que acabó con la neutralización de la carrera con una larga bandera roja por las condiciones meteorológicas y las condiciones de la pista.

El coche de Alonso en Daytona

Alonso fue protagonista de la última parte de la carrera. Solo soltó el coche durante algo más de una hora, para que se pusiera al volante Jordan Taylor en el que fue un stint perfecto tras relanzarse la carrera. Llegó a colocarse líder y a ampliar su ventaja al frente de la clasificación con veinte segundos. Sin embargo, una nueva bandera amarilla tiró al traste toda posibilidad de continuar ampliando la diferencia. Apenas una hora después de subirse al coche, se bajó para que Alonso fuese el encargado de llevar el Cadillac 10 a meta.

 

 

Y aquí, en la recta final de las 24 Horas de Daytona, la fiabilidad al volante de Fernando Alonso fue crucial. Tras pasar por boxes para repostar y colocar nuevos neumáticos, se colocó en segunda posición tras Felipe Nasr, con el otro Cadillac en los primeros puestos. Ambos pelearon mano a mano durante varias vueltas, en una pista con muchos charcos de agua y prácticamente impracticable. Nasr trató de escaparse de Alonso, y en cierto modo lo estaba consiguiendo: llegó a crear una ventaja de casi cinco segundos.

¡Hasta que arriesgó demasiado! El brasileño se salió de pista en la primera curva del circuito y Alonso se colocó en primer lugar. De nuevo, algunos minutos más tarde, IMSA decidió ondear la bandera roja por la lluvia. Veinte minutos antes de que se debiera ver la bandera a cuadros, la organización decidió poner fin a la prueba y Fernando Alonso, junto al equipo Wayne Taylor Racing, Jordan Taylor, Renger Van der Zande y Kamui Kobayashi se proclamaron campeones de las 24 Horas Daytona 2019.

Miguel Molina, en el podio de los GT

Ferrari 62 Miguel Molina

Miguel Molina, al volante del Ferrari 488 GTE #62, lideró junto a sus compañeros de equipo (Pier Guidi, Calado y Rigon) las últimas horas de la carrera en la categoría de GT, pero finalmente perdieron un puesto y fueron segundos, por detrás del ganador, el BMW M8 GTE #25. En cuanto a otro español, fue una prueba difícil para Antonio García (Corvette Racing), que al principio de la carrera perdió mucho tiempo por un toque con el otro coche de Corvette en la línea de boxes. Se recuperó, junto a sus compañeros Magnussen y Rockenfeller, y a principios de la noche se colocaron en la cabeza de carrera. Desafortunadamente, se quedó sin gasolina durante la madrugada de España. Pudo volver a la competición, pero con varias vueltas perdidas.

El cuarto español de la carrera ha sido Álex Riberas, con un Audi R8 en la categoría GTD. En un equipo discreto, con compañeros de equipo amateurs, solo pudo ser 12º en su categoría.

Fernando Alonso es el segundo piloto español en ganar las 24 Horas de Daytona de forma absoluta, después de que Antonio García se alzase con el triunfo al volante de un Porsche hace diez años. El asturiano hace historia al ganar una de las pruebas históricas del automovilismo y, aunque no forma parte de la Triple Corona (solo le faltan las 500 Millas de Indianápolis, donde volverá este año), amplía su leyenda con esta importante victoria.

Imagen: ©Rolex/Stephan Cooper

 

Lecturas recomendadas

Más de Fernando Alonso, campeón de Fórmula 1 y mucho futuro por delante