Skip to main content

Noticia

Estudio revela que las personas que no beben alcohol viven menos

estudio alcohol

Un estudio ha revelado que las personas que no beben alcohol viven menos. Los sorprendentes resultados se extrajeron tras una investigación con 1.824 participantes.

Las bebidas alcohólicas son una sustancia que se asocia a enfermedades y a costumbres cuanto menos saludables. Además, son una de las causas de alta mortalidad al volante en carreteras de todo el mundo. Sin embargo, un reciente estudio ha revelado que las personas que no beben alcohol viven menos que aquellas que consumen diariamente este tipo de bebidas.

No te pierdas: Así quiere acabar Escocia con el alcohol al volante

El estudio (que puedes consultar aquí), fue realizado mediante una investigación con 1.824 participantes en edades comprendidas entre los 55 y los 65 años a lo largo de otros 20 años. Independientemente de si consumían alcohol en el pasado o no, se tuvo en cuenta que bebieran en el momento de la investigación y aspectos como el nivel socio-económico o su actividad física, entre otros.

Vídeo: Mitos de Controles de Alcoholemia:

El alcohol podría hacer que vivas más

Dos décadas más tarde se llevó a cabo un análisis de los datos cosechados durante años, analizando qué tenían en común los que habían fallecido antes con un resultado que demostraba que la tasa de mortalidad era mayor entre aquellos participantes que no bebían alcohol, mientras que era más baja entre aquellos que bebían de manera moderada entre una y tres bebidas alcohólicas diarias.

Se registró que un 69% de los participantes que no bebían fallecieron de manera prematura frente al 41% de aquellos que bebían con moderación. Además, el porcentaje se reducía entre aquellos que bebían más cantidad de alcohol diariamente, con un 60% de muertes prematuras comparado con los que no consumían. 

La razón principal del resultado de este sorprendente estudio, cuya tasa de participantes cifraba en un 63% a varones frente al 37% de mujeres, fue explicado por los científicos. Al parecer, el consumo de alcohol suele estar acompañado de interacciones sociales. Estudios recientes han demostrado que relacionarse con los demás es clave para la salud mental, lo cual tiene un impacto notable sobre la salud física.

Sin embargo, los científicos hacen especial hincapié en que el consumo abusivo de alcohol es peligros, causa enfermedades, daña la memora y provoca accidentes, por no hablar de la adicción que provoca. La clave radica en beber con moderación como parte de una interacción social, sin olvidarnos de los peligros indiscutibles del alcohol.

Fuente: TICbeat.com vía Computer Hoy

Lecturas recomendadas