Skip to main content

Noticia

Este BMW M6 tiene un as bajo la manga, óxido nitroso

Este BMW M6 tiene un as bajo la manga, óxido nitroso

Para que recordéis aquellos primeros años de siglo, os traemos el siguiente vídeo en el que un BMW M6 utiliza óxido nitroso para ponerse a más de 270 km/h en menos de un km.

No te pierdas: 'El BMW M6 GT3 se enfrenta a un M6 modificado'

Seguro que habéis oído hablar del óxido nitroso. Ya sea en las películas de la saga Fast and Furious, o en la serie de videojuegos Need For Speed, la combinación de letras que forman la palabra NOS seguro que os suenan. Y es que la mayoría de las películas y los videojuegos de principios de siglo mencionaban este gas incoloro de olor dulce y ligeramente tóxico. Para que recordéis aquellos momentos os traemos el siguiente vídeo en el que un BMW M6 utiliza óxido nitroso para ponerse a más de 270 km/h en menos de un km.

El protagonista del siguiente vídeo es un BMW M6 e63 de color gris. En un primer momento todo parece normal, tranquilo, teniendo en cuenta que se aproxima un BMW M6 que en la anterior generación contaba con un motor V10 de 507 caballos de potencia. Pero a lo que me refiero, es que nadie podía pensar que debajo de esa piel estuvieran escondidos 900 caballos de potencia extraídos a base de un compresor y un sistema de inyección de óxido nitroso. ¡Menudo pastel!

De serie, el BMW M6 e63 montaba una mecánica de diez cilindros en posición V con 507 caballos de potencia. Sus números eran más que respetables con un 0-100 en menos de 5 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h limitada electrónicamente. Aunque claro, como ya hemos dicho alguna vez, en el mundo de los coches no hay límites y el propietario pensó que estos números sabían a poco. Su decisión fue montar un compresor y un sistema de inyección NOS.

El resultado fueron 900 caballos de potencia y una velocidad máxima de 273,13 km/h en solo 0,8 km de distancia. La cifra fue alcanzada en un evento de RACE 1000 en Alemania, una prueba que puedes ver en el siguiente video. Eso sí, no podéis verlo con bajo volumen, pues el sonido que podréis escuchar es otra de las claves del vídeo. ¡Que lo disfrutéis!

Lecturas recomendadas