Skip to main content

Noticia

Competición

Ericsson gana las 500 Millas de Indianápolis 2022 y la mala suerte se alía con Palou

Marcus Ericsson
Motorsport Images

El expiloto de F1 triunfa en Estados Unidos.

Marcus Ericsson pasó sin éxito por la Fórmula 1. En sus cinco años como piloto titular en la categoría reina corrió para equipos como Caterham o Sauber/Alfa Romeo y su mejor resultado fue un octavo puesto. En sus cinco temporadas sumó tan solo 18 puntos... Pero hay vida más allá de la Fórmula 1.

Y esa vida no es, ni mucho menos, peor. El piloto sueco ha hecho historia al proclamarse campeón de las 500 Millas de Indianápolis, una de las grandes carreras automovilísticas del mundo, junto con las 24 Horas de Le Mans y el Gran Premio de Mónaco de F1 que, por cierto, también se ha disputado este fin de semana. 

Como en Mónaco, en Indianápolis también teníamos a un español bien colocado en la pelea por la victoria: el flamante campeón de la Indycar Series 2022, Álex Palou, que partía segundo (igual que Sainz en Montecarlo). Sin embargo, el catalán tuvo peor suerte que Carlos en la Fórmula 1, y no fue por un error propio o un accidente; fue, simplemente, mala suerte.

Palou Indy 500
Motorsport Images

Álex peleó por el liderato de la carrera con su compañero, Scott Dixon, en los compases iniciales de la prueba. Cuando uno no mandaba, lo hacía el otro, y todo apuntaba a que tendríamos una bonita batalla por el triunfo entre el español y el neozelandés, seis veces campeón de la Indycar y una de la Indy 500.

Sin embargo, todo cambió cuando superado el primer cuarto de la carrera, el británico Callum Ilot sufrió un fuerte accidente que provocó la neutralización de la prueba y, además, se cerró el pit en un momento en el que Palou tenía que entrar a repostar obligatoriamente. 

Aquí perdió un tiempo valiosísimo que le mandó al fondo del pelotón, ya que tuvo que hacer una parada de emergencia y además fue sancionado. Así cayó a los últimos lugares y desde entonces se centró en remontar durante las 125 vueltas restantes. Finalmente terminó noveno, un resultado más que destacable teniendo en cuenta las posiciones perdidas al inicio.

Tampoco Dixon estuvo en la pelea por el triunfo, ya que al final de la carrera superó la velocidad reglamentaria en boxes y fue sancionado, lo que le impidió continuar al frente del pelotón. Sería otro Ganassi, el de Marcus Ericsson, quien heredaría el primer lugar. 

Marcus Ericsson
Motorsport Images

Con una carrera sólida y una defensa brillante al final en dos vueltas a 'todo o nada' ante el mexicano Pato O'Ward tras una nueva bandera amarilla por accidente de Scott McLaughlin, Ericsson logró el mayor de sus éxitos desde que, a los diez años, decidiese convertirse en piloto de carreras y comenzase a competir en karting en Suecia.

Campeón de la Fórmula BMW UK, de la Fórmula 3 japonesa, veterano de la Fórmula 2 y ex F1, Ericsson se unió a la Indycar en 2019. Primero corrió para Arrow Schmidt Peterson Motorsport y en 2020 fichó por Ganassi. El año pasado ganó dos carreras y en 2022 llevaba un podio. 

Ahora, se convierte en el sucesor de Kenny Bräck, quien hasta ahora era el único sueco que había ganado las 500 Millas (1999).

Y además