Noticia

Discutir en el coche, igual de peligroso que conducir ebrio

Discutir en el coche, igual de peligroso que conducir ebrio

Laura Tirado

12/06/2012 - 11:15

Cuidado con los cabreos al volante: según el estudio 'Zen Driving', discutir en el coche es igual de peligroso que conducir en estado de embriaguez. El estudio apunta, asimismo, que solo un 11% de los conductores tiene un control emocional correcto al volante.

'Si discutes, no conduzcas'. Este podría ser el nuevo lema de la DGT tras leer las conclusiones del estudio 'Zen Driving', elaborado por Prevensis y patrocinado por Unespa (Asociación Empresarial del seguro). Según este, discutir en el coche es igual de peligroso que conducir ebrio (con 0,5 gramos de alcohol en sangre).

El objetivo de este informe ha sido medir durante más de un año el impacto real de las emociones en los conductores, su nivel de activación bajo situaciones de estrés y los elementos que reducen su atención y, por tanto, inciden en el riesgo de sufrir un accidente. Para ello se ha analizado la conducción de más de 1.000 personas en 12 ciudades españolas.

Los resultados del estudio son demoledores: solo siete de cada 100 conductores mantienen un control emocional correcto y equilibrado a lo largo de un recorrido al volante. Entre las principales distracciones al volante destacan una conversación intensa por el móvil (incrementa el riesgo de sufrir un accidente en un 41%), un altercado con otro conductor (37%) o una conversación tensa con el acompañante (26%).

El informe refleja, asimismo, que solo el 11,3% de la población tiene un control emocional correcto, siendo bajo o inestable en un 71,9% y nulo en un 16,8. El perfil común más positivo es el de hombre casado de entre 37 y 50 años, aunque el control emocional alcanza la verdadera plenitud a partir de los 55 años. El perfil común negativo es el del soltero menor de 32 años, aunque se subraya que los más impulsivos son los jóvenes varones de menos de 25 años.

Elementos de distracción del conductor

tabla

En cuanto al sexo del conductor, existe un perfil negativo superior en mujeres, debido principalmente a la predisposición que presentan ante el volante, que es negativa en un 33% de los casos. En el caso de los hombres la actitud negativa viene asociada a la ira, como puede ser el supuesto de discutir en el coche, mientras que en el de las mujeres, es hacia el miedo o la falta de seguridad.

Entre las razones que más alteran al conductor figuran, por este orden, tener un vehículo por detrás muy cerca, los atascos, la prisa por llegar a un destino, los vehículos que intentan colarse en una retención o en una incorporación, los que circulan a una velocidad que se considera lenta y los que no facilitan las incorporaciones o los cambios de carril.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches