Skip to main content

Noticia

Motor

Direct Connection: potenciación para los Dodge sin perder la garantía

Dodge Direct Connection

Más madera de manera oficial.

Cualquier coche es susceptible de ser tuneado para buscar un mayor rendimiento, sin embargo, ciertos tipos de modelos “lo piden” más que otros. Los muscle cars son unos de ellos y Dodge ha pensado que no hacer preparaciones de fábrica era perder negocio, así que ha traído de vuelta su programa Direct Connection.

Tim Kuniskis, CEO de la compañía, lo explica de manera clara: "Hemos tenido piezas de rendimiento a través de Mopar, pero francamente, una gran parte de lo que hacían los clientes, no lo estábamos ofreciendo”.

“Estaban modificando Scat Packs, modificando Hellcats y modificando Redeyes. Tuvimos una presencia más fuerte en las piezas antiguas y menor en las cosas modernas de Mopar. Esa era una oportunidad para nosotros", comenta.

Probamos un Dodge Challenger usado: ¿merece la pena comprarlo?

Desde la firma eran conscientes del gran volumen de negocio que estaban perdiendo: “Es una industria de alrededor de 23.000 millones de dólares, si vas al SEMA y miras todas las modificaciones que están en el ‘aftermarket’. Era una gran oportunidad que apenas estábamos aprovechando”, explica Kuniskis.

Era como sumar 2 más 2: “La cosa es que sabemos cómo modificar estos coches, los hemos diseñado desde el principio. Vamos a modificarlos para aumentar el rendimiento, certificarlos para las emisiones y cubrirlos con la garantía. El cliente lo va a hacer de todos modos”.

Dicho y hecho, ha supuesto la vuelta del Dodge Direct Program, que cuenta con una cantidad ingente de accesorios y modificaciones posibles que van desde reprogramaciones de centralita a kits de motor de varios niveles. Gracias a ello el Challenger Hellcat puede aumentar su potencia hasta 757 CV o el Redeye hasta los 885. 

Dodge Direct Connection

Además, se trata de un movimiento de futuro que también mira a los próximos años cuando la compañía se embarque en la electrificación, pues supondrá cambios importantes, sobre todo para los concesionarios.

El CEO señala que “Todos sabemos que cuando entremos en la electrificación, los concesionarios, de los cuales tenemos 2500 en todo el país [EE.UU.], verán como disminuyen sus ingresos por servicio y mantenimiento con los coches eléctricos”. 

Y concluye que “esta es otra fuente de ingresos que antes iba al mercado de repuestos y que podemos ayudar a los distribuidores a capitalizar".

Fuente: Road&Track

Y además