Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT avisa de los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos

neumaticos

En una de sus últimas comunicaciones por redes sociales, la DGT ha avisado de los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos de tu coche o moto.

Se acaba el verano y llega el otoño con un cambio en las temperaturas y las primeras precipitaciones en meses en la mayoría de comunidades autónomas. Esto, después de someter a un trabajo extra a nuestro coche en las últimas vacaciones. Los neumáticos son uno de los componentes que más sufren con las altas temperaturas y el único elemento que está en contacto permanente con el asfalto. Por este motivo, la DGT ha avisado de los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos de tu coche o moto.

Mejores neumáticos de invierno que puedes comprar para tu coche

Porque en lluvia y baja temperatura, la adherencia de tus neumáticos es fundamental para garantizar la seguridad en el viaje y el correcto desempeño del vehículo. La Dirección General de Tráfico ha aprovechado el poder de las redes sociales para informar acerca de los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos y que pueden ponen en riesgo tu seguridad.

La DGT avisa de los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos

Estos son los tres defectos graves que manifiestan los neumáticos de tu coche o moto y que determinan su estado y correcto funcionamiento:

  • Profundidad del dibujo: la profundidad del dibujo jamás debe ser inferior a los 1,6 mm. Para determinar si se encuentra dentro de los límites aconsejables, puedes comprobar si los testigos de desgaste ya entran en contacto con la carretera, o utilizar una moneda de un euro para averiguarlo. Si, al introducir la moneda dentro del dibujo, la sección dorada exterior es aún visible, la profundidad de la banda de rodadura es inferior a los 1,6 mm.
  • Desgaste irregular: otro defecto que debes considerar ahora que llega la estación de lluvias es el desgaste irregular de los neumáticos. Este tipo de anomalía se produce por una suspensión en mal estado o una alineación incorrecta. Si este es el caso, es aconsejable cambiar los neumáticos y llevar el coche a un taller para comprobar la suspensión y el alineado.
  • Presión errónea: la presión en los neumáticos debe ser siempre la indicada por el fabricante. Una presión inferior provocará que la banda de rodadura aumente de tamaño y se incremente el consumo de combustible y el desgaste. Por el contrario, un exceso de presión en las ruedas supone que la zona de contacto con el asfalto sea inferior, que se desgaste en exceso por el centro de la cubierta y que la adherencia se vea comprometida. Verifica las presiones de tus neumáticos al menos una vez al mes.

Etiquetas:

DGT Neumáticos

Y además