Skip to main content

Noticia

Motor

Así corre carreras de aceleración este Datsun 240Z Rocket Bunny de 850 CV

Datsun 240Z Rocket Bunny
Misil nipón.

Entre la enorme cantidad de clásicos nipones de renombre a los que todos, pero solo los adinerados coleccionistas pueden, nos gustaría echarle el guante, el Datsun 240Z tiene un lugar bastante predominante. Estando realmente cotizados como están, sobre todo los que están en buenas condiciones, no nos queda si no aplaudir aquellos dueños que los utilizan y sacan a la carretera, y más todavía a los que, como es este caso, además van a carreras de aceleración ellos.

Y es que hay que señalar que no estamos ante un Datsun estándar, su dueño ha invertido mucho dinero en convertirlo en todo un bólido:

Lo primero que salta a la vista es que esa no es su imagen tradicional, si no que luce un kit de carrocería de Rocket Bunny. Esto para los más puristas será un sacrilegio, pero hay que admitir que le sienta como un guante, le otorga músculo extra y combinado con el color marrón el resultado es muy llamativo sin perder la clase.

Pero no es más que un anticipo de lo que el 240Z ha recibido en su apartado mecánico. Aunque no hay mucha información concreta al respecto, si sabemos que su motor tetracilíndrico original ha desaparecido, reemplazado por un bloque que desarrolla nada menos que 850 CV, cifra radicalmente superior a la que el nipón rendía en su día.

El Datsun 240Z Rocket Bunny se enfrenta a un Mercedes-AMG GT63s 4Matic+ de cuatro puertas en una drag race de media milla, ¿serán todas sus mejoras suficientes para superarle?

Etiquetas:

Drag Race

Y además