Skip to main content

Noticia

Conduce un megacamión septuplicando la tasa de alcohol

Conduce un megacamión septuplicando la tasa de alcohol

Un conductor ha sido pillado al volante de su megacamión con una tasa de alcohol siete veces superior a la permitida. Le delataron los movimientos en 'zig zag' que hacía el vehículo en la carretera CM-3123, entre Villarrobledo y Ossa de Montiel (Albacete).

La Guardia Civil ha cazado a un conductor que circulaba con su megacamión con una tasa de alcohol siete veces superior a la permitida.

Ha sucedido en Albacete, concretamente en la carretera CM-3123, en el tramo que une las localidades de Villarrobledo y Ossa de Montiel.

Revienta el alcoholímetro al volante de un bus escolar

El destacamento de Guardia Civil de Albacete recibió varias llamadas de conductores que alertaban que por la carretera circulaba un camión articulado de grandes dimensiones haciendo movimientos extraños. Entiéndase por tales las clásicas eses que hacen los borrachos en los chistes.

Al llegar a su altura, los agentes le hicieron parar. Afortunadamente el conductor no opuso ningún tipo de resistencia y detuvo su vehículo en el arcén.

En este vídeo puedes ver el peligro al que se enfrentan los agentes de Tráfico cuando tienen que parar un camión:

Hecha la prueba de alcoholemia, el etílometro mostró que el conductor septuplicaba el límite máximo. Es decir, teniendo en cuenta que el tope de alcohole en aire expirado para los conductores profesionales es de 0,15 miligramos (aquí tienes todos los límites de alcoholemia en España), claculadora en mano da un resultado de no menos de 1,05 mg/l.

El conductor está ahora acusado de un delito contra la seguridad vial. Según el capítulo IV del Código Penal, ponerse al volante con una tasa de alcohol superior a 0,60 mg/l de aire espirado (1,2 g/l en sangre) es un delito que se castiga con tres a seis meses de prisión o multa de seis a 12 meses y trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días. También incluye privación del derecho a conducir de entre uno y cuatro años.

Lecturas recomendadas