Skip to main content

Noticia

Comprar un Mazda CX-5, ¿cuál es la versión más interesante?

Rivales Nissan Qashqai: Mazda CX-5 (II)

El SUV japonés es el coche más vendido de la marca. Si quieres sumarte a su largo séquito de seguidores tienes estas opciones...

¿Sabías que el Mazda CX-5 fue elegido compra maestra por la OCU? Fue en 2014, pero como dice el refrán "el que tuvo, retuvo" y la prueba es que el SUV es el modelo con más éxito de la marca. Tanto es así que, a día hoy, acumula el 25% de las ventas de Mazda; porcentaje que sube hasta el 40% si nos centramos en el mercado español.

El Mazda CX-5 salió a la venta en 2012. El que se vende en la actualidad es la segunda generación que llegó al mercado hace unos meses con unos retoques estéticos, mecánicos y de consumo que lo hacen más elegante y refinado, menos ruidoso y más eficiente que el que fue premiado por la organización de consumidores.

En nuestra prueba del Mazda CX-5 2017, anunciamos que el cambio que trae el SUV no es radical, pero sí muy acertado. 

¿Cuál es mejor el Mazda CX-5 o el VW Tiguan?

Respecto a la estética del nuevo CX-5 adelantamos entonces que los faros son ahora más rasgados, la parrilla se ha rediseñado y los pilares A han retrasado un poco su posición. El capó es ahora 10 centímetros más largo (pero, ojo, la longitud del coche solo aumenta un centímetro) y esconde los limpiaparabrisas lo que contribuye a la reducción de la rumorosidad que hemos mencionado antes. Por detrás, destaca la nueva forma trapezoidal de la zaga que no solo es más bonita, también reduce el balance en curvas.

Al nuevo color rojo (el de la galería) se suman los cambios en el interior: la consola tiene una posición más elevada y todo el habitáculo gana en calidad de materiales y en ergonomía.

Mazda CX-5: qué motor elegir

Aunque la lista de versiones del Mazda CX-5 2017 es muy larga (en la prueba tienes todos los precios), a nivel mecánico el renovado SUV japonés cuenta con tres opciones mecánicas:

  • las dos primeras son diésel: 2.2 SKYACTIV-D de 150 y 175 CV
  • la tercera es gasolina: 2.0 SKYACTIV-G de 165 CV

Para elevar la eficiencia de los motores diésel del CX-5, Mazda ha introducido tres mejoras técnicas a las que ha llamado High-Precision DE Boost Control, Natural Sound Frequency Control y Natural Sound Smoother. La primera mejora la respuesta al pisar el acelerador. La segunda y la tercera reducen las vibraciones que proceden del motor.

Descubre estos cinco secretos del Mazda CX-5

El cambio de marchas de serie es manual de seis velocidades en todas las versiones, aunque como opción se puede cambiar por uno automático, también de seis marchas.

Lo que sí se puede elegir es la tracción que puede ser delantera (2WD) o total (4WD). Con una excepción: el motor diésel de 175 CV solo puede ser de tracción a las cuatro ruedas.

Hablemos ahora del equipamiento...

El Mazda CX-5 se vende con cinco niveles de acabado que van creciendo en equipamiento.

El más básico es el Mazda CX-5 Origin que combinado con el motor 2.0 2WD de 165 CV cuesta 27.270 euros. Sin sobreprecio incluye: climatizador bizona, HMI Commander, volante multifunción, ordenador de abordo, oscurecimiento de espejo retrovisor interior, pantalla táctil de siete pulgadas, cristales traseros tintados, acceso sin llave por control remoto, faros delanteros de LED, luces coming&leaving, airbags frontales, laterales y de cortina, asistencia a la frenada, control de estabilidad arranque en cuesta y monitorización de la presión de los neumáticos.

En el siguiente escalón está el Mazda CX-5 Evolution, con un precio de partida de 28.700 euros. A todo lo anterior, este acabado del CX-5 añade la radio digital, el reconocimiento de señales de tráfico (aunque es opcional), la cámara de visión trasera y los sensores de parking delanteros y traseros, los faros anitniebla y las luces diurnas de LED, el detector de fatiga y el sistema de aviso por cambio involuntario de carril, el detector de ángulo muerto y el sistema de iluminación frontal adaptativo.

Interior Mazda CX-5

Por 31.270 euros puedes comprar el Mazda CX-5 Zenith. Comparado con el Evolution, el equipamiento de serie añade el navegador, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el sistema de audio Bosé de 10 altavoces, el acceso inteligente sin llave, los faros delantaros adaptativos y el portón trasero eléctrico.

Nos quedan los acabados Zenith Black y Zenith White que completan al anterior con algunos detalles interesantes.

El Mazda CX-5 Zenith Black sale por 33.070 euros. Y a todo lo que lleva el Zenith suma asiento de conductor eléctrico con cuatro funciones, apoyo lumbar y memoria y el asiento de pasajero con ajuste eléctrico de dos memorias. Además, ofrece el Head Up Display con proyección en el parabrisas, el control de crucero adaptativos, la frenada de emergencia pre-impacto y el techo solar, aunque todos son opcionales.

El navegador en esta versión es de serie, igual que la tapicería de cuero negro.

Y llegamos al tope de la gama Mazda CX-5, el acabado Zenith White que se vende por un precio de partida de 33.220 euros. Su nivel de equipamiento es idéntico al del Zenith Black, pero cambiando la tapicería de piel negra por la de cuero blanco.

Lecturas recomendadas