Noticia

Comparativa: Jaguar E-Pace vs Volvo XC40

Redacción Auto Bild

Que estos coches tienen diseños muy diferentes, es algo de lo que uno ya se da cuenta incluso desde 50 metros de distancia. Son dos SUV compactos premium que levantarán pasiones, pero con personalidades diferenciadas. Ponemos uno junto al otro por primera vez. Prueba estática: Jaguar E-Pace vs Volvo XC40.

Jaguar y Volvo se abonan a uno de los segmentos con más éxito del mercado: los SUV compactos. Pero aportan toda su experiencia en berlinas de lujo. Y es que, aunque estén en una categoría de coches pequeños, los dos coinciden en algo: desprenden mucho aire premium, el de vehículos de mayor tamaño. Los pilotos traseros del Jaguar E-Pace ya los conocíamos del deportivo F-Type, el Volvo XC40 hereda la forma de martillo de sus SUV más grandes.

VIDEO: El récord Guinness del Volvo E-Pace. ¡Alucina!

En ambos casos, los pilotos se prolongan por las fugas de las puertas traseras. El compacto Volvo estrena un pilar C con forma triangular hasta ahora inédito en la marca, y Jaguar, un perfil de las ventanillas posteriores especialmente afilado, con pilar muy liviano. El E-Pace es más estrecho, y eso lo notan los pasajeros. Delante, con un cockpit especialmente envolvente al estilo del Range Rover Evoque (la marca británica aporta la tecnología SUV a Jaguar), y quienes vayan en las plazas posteriores, notarán la acusada caída del techo, muy estética, pero poco práctica. Los pasajeros de la segunda fila irán más desahogados en el Volvo, algo que también sienten: hay mejor visibilidad y la luna trasera es mayor. Y ofrece más espacio real: más o menos, como un BMW X1.

Y es que el sueco también quiere ser práctico, con generosos huecos en las puertas para llevar botellas de gran tamaño, e incluso la integración de un cubo para desperdicios en la consola central. El Jaguar contraataca con mucho refinamiento, no hay más que mirar la lista de extras: allí esperan cuatro asientos individuales, siete tipos de cuero, muchos cromados y ruedas de hasta 21 pulgadas (el Volvo llega hasta las 20). El E-Pace también tiene una oferta mecánica más dilatada: tres diésel con catalizador SCR de 150 a 240 CV, y dos gasolina de cuatro cilindros de 249 y 300 CV. La oferta del Volvo es más escueta: solo un gasolina de 247 CV y un diésel de 190 CV. En ambos se monta tracción integral y cambio automático. Esperamos impacientes la variante de tres cilindros y 156 CV del Volvo, que será la de acceso, con cambio manual y tracción delantera.

Conclusión

Después de esta primera toma de contacto con los dos modelos cara a cara, una cosa nos queda clara: ambos van a ser los auténticos best sellers de sus respectivas marcas. Y no solo porque sean dos modelos realmente atractivos, sino porque llevan toda la experiencia de Volvo y Jaguar al segmento más exitoso de la actualidad.

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

-

Lecturas recomendadas