Skip to main content

Noticia

Coches clásicos

Compa oldie: Ford Focus RS Turbo o Audi S3

Ford Focus RS o Audi S3
Carrocería compacta, corazón grande.

El Ford Focus RS Turbo, en su primera generación, era uno de los coches más dinámicos del segmento, de ahí su gran cotización en los años que corren. El Audi S3, por su parte, en la versión 8l, también se distinguía por ofrecer gran dosis de diversión, aunque contaba con otros atributos. Si enfrentamos estos dos compactos vitaminados de los primeros años del siglo, ¿quién gana? ¿Ford Focus RS Turbo o Audi S3?

No te pierdas: 'Compa oldie: BMW M3 E30 o Mercedes 190E 2.5-16 Evolution II'

Ford Focus RS Turbo mk1

compacto deportivo lujo altas prestaciones radical

La versión más radical del Ford Focus de primera generación estuvo a la venta los primeros años del siglo que vivimos. Contaba con una carrocería más radical que la del resto de la gama. Se distinguía por su carrocería de tres puertas, sus asientos y sus detalles RS. Además, por supuesto, de su potente motor de cuatro cilindros. En color azul este modelo era toda una belleza.

El primer Focus RS contaba con menos potencia que su rival, aunque poco menos que el mismo. Su motor de 2.0 litros desarrollaba 215 caballos de potencia, una mecánica con la que conseguía firmar un 0-100 km/h en 6,7 segundos. Su peso era ajustado, se quedaba en 1.280 kg., todo para completar una dinámica realmente interesante. A su aceleración teníamos que sumar una velocidad máxima de 232 km/h.

Audi S3 8l

Ford Focus RS o Audi S3

El Audi S3 8l, el primero de la saga, no contaba con un cuerpo demasiado radical. Se basaba en las versiones conocidas pero añadía detalles estéticos que le hacían más exclusivo. Sus llantas, los emblemas S3 y sobre todo su motor era lo que destacaba en esta versión, un modelo que también tenía entre sus claves el montar tracción total. Gracias a ella, el alemán devoraba las curvas con la mayor tracción.

Bajo su piel se escondía el famoso motor 1.8T de la compañía, un corazón que también latía con fuerza en el Seat León Cupra R. Se trataba de la mecánica gasolina con turbo de 20 válvulas que en el Audi S3 llegó a desarrollar 224 caballos de potencia. Gracias al incremento de potencia, y la gran capacidad para traccionar, el Audi S3 completaba el 0-100 km/h más rápido que el Ford, en 6,6 segundos al crono. A pesar de contar también con una velocidad máxima superior, su peso era notablemente mayor, superando los 1.400 kg.

¿Cuál era mejor?

Sin duda eran máquinas de carrocería compacta, pero de corazón grande. El Ford Focus RS de primera generación es toda una institución en el segmento de los “hot hatch”, al igual que el Audi S3. Quizás uno de los “peros” más grandes del americano fuera su precio, más alto que el del Focus, aunque su potencia era superior y su capacidad de tracción muy eficaz.

Y además