Skip to main content

Noticia

Los coches de Brad Pitt

Los coches de Brad Pitt: Tesla Model S
El actor tiene muchos, pero ninguno excesivamente espectacular.

Se puede ser un amante del motor pero si no se tiene dinero, ese amor se convierte en platónico, en un deseo incapaz de conseguirse. Por suerte para los ricos y famosos, entre los que están los actores Hollywood, eso no es impedimento. Que se lo digan a Brad Pitt, un enamorado de las motos que, aunque no es un apasionado de las cuatro ruedas, si tiene una colección bastante amplia. ¿Quieres saber cuáles son los coches de Brad Pitt?

Brad Pitt salvó su colección de motos de su divorcio

Entre sus adquisiciones más destacadas están dos Tesla, un Model X gris y un Model S. Se desconoce que versión es cada uno, pero teniendo la posibilidad y el dinero, seguramente se trate de las variantes más potentes, equipadas y con mayor autonomía de cada uno.

Y no es el único coche ‘eco firendly’ que posee Brad: también tiene un BMW Hydrogen 7. Muchos no lo recordarán, y es que hay que hacer memoria. Puede que hoy en día utilizar hidrógeno para propulsar un vehículo sea algo común (muy entre comillas), pero la marca alemana ya lo hizo hace una década. Tenía una autonomía de 700 kilómetros, capacidad para emplear gasolina en lugar del hidrógeno, montaba un motor V12 de 260 CV, hacía el 0-100 en 9,5 segundos y, lo que es mejor, solo emitía agua como residuo.

Ahora pasamos a modelos más contundentes. Por un lado el Lexus LS 460 F Sport, berlina de corte bastante dinámico con un motor 4.6 V8 de 386 CV de potencia; por otro, un Chevrolet Camaro SS de quinta generación; y para terminar, un Mercedes Clase G.

El todoterreno por excelencia no es, además, más que la punta de lanza de un grupo bastante variado de 4x4 y SUV: la lista está formada por un Chevrolet Tahoe, un Ford Explorer, un Jeep Cherokee con bastante trote encima, un Range Rover y un Audi Q7.

Llama la atención que, a pesar de ser una colección bastante extensa, no hay ningún modelo que sea demasiado excéntrico ni que (en términos relativos a lo que gana una estrella de Hollywood) sea demasiado caro.

Lo suyo son las motos

Suponemos que los desembolsos grandes los ha dejado para las motocicletas, su verdadera pasión. Y es que se ha visto a Brad Pitt con motos de toda índole pero siempre con buen gusto: desde algunas de estilo más clásico como una Royal Enfield Bullet 500 o una Triumph Boneville, a deportivas de pura cepa como una Yamaha R1 o una Ducati Desmosedici RR.

Y además